Una parte del personal no sanitario del S.C.S carece de equipos de prevención

Intersindical Canaria ha solicitado al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y al consejero de Sanidad, Julio Pérez, equipos de protección individuales (EPI) para el personal no sanitario del Servicio Canario de la Salud (SCS). Una petición que el sindicato ha hecho llegar a los responsables públicos a través de una solicitud registrada el viernes 10 de abril.

El portavoz de comunicación de la Federación Nacional de Salud del sindicato,  Ruymán Pérez, denuncia que los trabajadores no sanitarios del SCS de las categorías que no pertenecen a las direcciones médicas ni de enfermería están sufriendo un trato discriminatorio con respecto al resto del personal, ya que desde que se inició la actual crisis sanitaria derivada del Covi-19 no se les facilitan equipos EPI a estos trabajadores.

Las direcciones de Enfermería de los hospitales públicos de Canarias son las responsables de gestionar las unidades y servicios hospitalarios y, por tanto, son quienes deben velar por que el personal cuente con el material necesario para desempeñar sus funciones con todas las garantías de seguridad que la situación actual requiere.

Para el área de Salud de Intersindical los responsables de los centros hospitalarios no están cumpliendo con esta obligación. Resulta especialmente preocupante la situación del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria (CHUIMI), donde ya hemos puesto en conocimiento de las gerencias la negación de los cargos intermedios de las direcciones de Enfermería de facilitar al personal no sanitario los elementos de protección básica necesaria.

Esta dejación de funciones atenta gravemente, no solo contra la salud del personal y usuarios de los hospitales y centros sanitarios públicos de Canarias, sino también contra el resto de la población; no podemos obviar que la falta de equipos de protección supone un incremento de las posibilidades de contagio por coronavirus entre el conjunto de la sociedad canaria.

Intersindical Canaria mantiene que esta desprotección de los profesionales de todas las categorías, en especial de los celadores, supone un incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. De mantenerse esta situación, el sindicato emprenderá las acciones legales pertinentes para exigir a los responsables públicos que protejan al personal del SCS.