Un insatisfactorio balance electoral

Sin rodeos

Las recientes elecciones, contrariamente a dilucidar el actual mapa político del País Canario, lo ha enmarañado hasta extremos imprevistos, y deja tanto a la izquierda subordinada como al campo soberanista canario en una situación comprometida. Las expectativas de una declive de la derecha canaria representada por Coalición Canaria, quedó en un benevolente correctivo social, mientras que la opción de Podemos y sus diferentes familias recibieron un reseñable castigo, seguramente motivado por su falta de cohesión interna y por los desafortunados comportamientos de su dirigencia estatal. Como resultado, el PSOE, como opción política más respaldada, no cuenta con suficientes avalistas para sumar las deseables mayorías de progreso en las instituciones, asistiendo ahora a una enrevesada búsqueda de mayorías de gobiernos en las que el factor programático e ideológico de izquierda o progresista, lamentablemente, pasa a un segundo plano para priorizar el objetivo de formar gobierno mediante la suma de díscolos e incongruentes pactos. Por otra parte, las expectativas de respaldo electoral previstas por la nueva opción soberanista de Ahora Canaria, se vieron frustradas pese a que esta formación no se disputaba con ningún otro competidor el amplio espacio ideológico anticolonialista canario. Así, los escasos apoyos recibidos son la consecuencia de su recientísima constitución, la férrea censura impuesta a sus candidaturas en los medios de comunicación, la falta de recursos, la aún escasa implantación de cuadros, pero también, un programa político difuso que ha gravitado en exceso sobre la reivindicación de independencia.Con tal panorama ideológico y de representación  institucional, todo apunta a que los trabajadores canarios vamos a tener que redoblar nuestros esfuerzos para revertir tanto el actual ciclo de esclavización laboral como la ausencia de soberanía para esta nación-archipiélago.

Sin rodeos

Deja un comentario