Tenerife: aviones y campesinos

La prensa destaca las prioridades del Cabildo de Tenerife, la novedad en los presupuestos para el año 2021, aparece una partida de 800.000 euros, para la creación de una entidad pública para el transporte aéreo. Creo que es bueno que leamos el fondo de la cuestión ¿los cabildos de las islas en actividades aeronáuticas? ¿Es esto un tema prioritario? ¿Están los cabildos para gestionar los problemas de la navegación aérea, en competencia con el Estado, que ha fracasado, caso Iberia y ahora Air Europa? ¿Es prioritario poner los limitados recursos insulares en competir con las empresas que hoy tienen los aviones aparcados por la crisis que todos conocemos? ¿Qué dice el gobierno de Canarias? ¿Y los otros cabildos?

Entendemos que los 800.000 euros puestos en el presupuesto del 2021 irán destinados a un estudio alejado de los problemas de la isla y de las prioridades que debe atender una institución insular, que nos habla de una isla sostenible; huella de carbono, economía circular, autoabastecimiento de las prioridades ante el cambio climático, cambio de modelo económico, etc.

Hagamos otra lectura de los recursos y algunas de las prioridades, la alimentación en la isla picuda y la incorporación de la población ociosa a las actividades agroganaderas. Leamos la nueva coyuntura económica Inglaterra- Canarias, post Brexit, ya que con anterioridad a la entrada de Inglaterra en la U.E. exportaremos entre 30.000 o 40.000 T/m3 de papas, no olvidemos que de las islas británicas importamos más allá del 80% de las papas que cultivamos en Canarias y de aquí traemos un volumen importante de papas de consumo.

 En este nuevo marco parece razonable que el cabildo de la isla que tiene mayor superficie cultivable mire para el medio rural ya que con lo que cuesta una rueda de un avión podemos incorporar más de veinte jóvenes al cultivo, retirando combustibles para los incendios forestales y lo que es más importante, incorporar jóvenes a la producción de alimentos. No digamos de las relaciones turismo- medioambiente, agricultura-paisaje agrario, prevención de incendios, entorno cultivado, menor dependencia del exterior.

Tenerife ha pasado de 60.000 ha. labradas a unas “pírricas” de 18.000, qué decir de la campaña que iniciamos en la última década del siglo XX para dignificar el paisaje agrario, es el caso de los almendros, en Santiago del Teide y Villaflor (Guía de Isora), en los últimos años los han llevado a Fitur, sin embargo, el Cabildo ha dejado huérfanos, sin limpieza ni compromiso para rescatar un imperio de frutales, ahora ahogados por la maleza. Hace veinte años limpiamos y podamos con recursos públicos más de 6.000 frutales en Santiago del Teide (Guía de Isora), apoyados por el ya difunto, D. José Álvarez Abreu que dirigió una asociación de la zona (Los Poleos) y por María Candelaria, concejal de Santiago del Teide, citemos los almendros por entender que esto no solo es un paisaje para frutos, es ante todo un mundo que dignifica nuestro pueblo, esfuerzo, conocimiento, cultura, trabajo…, hacer productivo un conjunto de lavas casi calientes, de los últimos volcanes de Tenerife, heladas, sequía, sabiduría basada en acierto- error, codificada en los conocimiento de nuestros campesinos cuarto rubro en las explotación de Canarias hasta 1960, almendras de la tierra, higos pasados y un vaso de vino, también potencia el turismo (rutas del almendro en flor) con lo que cuesta una rueda de avión, cuántos campesinos se incorporan al territorio y cuánta dignidad le damos al mundo rural, sean estos surcos de homenaje al campesino Heriberto Padrón (Bertín, que ya no está con nosotros), el conductor del cabildo de Tenerife, con el que hicimos miles de kilómetros, en el territorio insular, con vocación de servicio, nunca tuvo reloj ni almanaque, lo que nos permite, aprender, entender, y valorar, parte de una sabiduría rica del mundo rural, gran parte de lo que se lo debo a los campesinos y a Bertín, por ello le pido disculpas a Manolo y a Niurca, en los mentideros del Cabildo, tenían una frase “trabajar más que el chófer de Wladimiro”.

Señores consejeros del Cabildo: el turismo lo podemos potenciar cuidando la isla, los campesinos, las papas arrugadas de Egipto o Chipre, son otras papas, en Fasnia o en Barlovento de la tierra aquí y ahora.

Dignifiquemos nuestro campo y nuestro medioambiente, en la próxima Fitur llevemos almendros podados y “afeitados” como saben hacer los campesinos. No nos metamos de brujos sin conocer la hierba, dejemos los aviones para otro día.

Wladimiro Rodríguez Brito