TURISMO

La incontrolada llegada de turistas supone una temeridad con graves consecuencias para la salud de la población y la economía del Archipiélago

La promoción de llegada sin ningún tipo de control en origen de turistas, procedentes de territorios que triplican la tasa de incidencia del virus en el archipiélago, sumado a las graves deficiencias que presentan los servicios de salud, hace presagiar un desastre sin precedentes