Se presentan en el Parlamento de Canarias 5.000 firmas para que el gobierno complemente las pensiones más bajas

La Asociación para la defensa de las pensiones continúa incansable su lucha

Desde la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias, después de meses recogiendo firmas de ciudadanos y ciudadanas para solicitar a la Comunidad Autónoma que asuma el pago de complementos a las pensiones contributivas mínimas, así como a las de viudedad y a las no contributivas, hemos considerado que, ante la presentación de los presupuestos de 2020, es necesario reclamar firmemente el derecho a vivir con dignidad de las y los pensionistas más desasistidos del Archipiélago.

Casi la mitad de los 300 mil pensionistas de Canarias (alrededor de 142.500 personas), cobran prestaciones por debajo del salario mínimo interprofesional (900 €). Entre estas personas se encuentran todas las que tienen pensiones de viudedad, así como las que reciben prestaciones de orfandad y pensiones a favor de familiares. También una amplia franja de las y los pensionistas por jubilación recibe prestaciones mensuales de entre 599 y 835 euros. En total, son alrededor de 100 mil las personas con pensiones contributivas mínimas que se sufragan con cargo al Sistema Público de Seguridad Social, muchas de ellas mujeres que han sufrido la brecha de género en sus salarios cuando trabajaban y, consecuentemente, la sufren también en sus pensiones.

Las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez –sufragadas a cargo de los Presupuestos Generales del Estado– afectan a unas 45.500 personas en Canarias, cuyas prestaciones son las más bajas del Sistema, pues su media mensual ha oscilado, a fecha de octubre del presente año, entre los 398 euros del mes de septiembre en las pensiones de jubilación y los 428 euros del mes de julio en las de invalidez. Gran parte de estas prestaciones corresponden a trabajadoras agrícolas cuyas empresas no cotizaron por ellas durante su vida laboral.

Nadie puede vivir dignamente con estas pensiones mínimas y no contributivas.  Hoy hemos presentado en el Parlamento de Canarias las últimas 3.366 firmas de ciudadanos y ciudadanas que apoyan nuestra petición. Estas se unen a las 5.000 firmas recogidas y registradas durante meses pasados en la Cámara autonómica.

Asimismo, hemos solicitado una entrevista urgente al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para hacerle extensiva nuestra reclamación.

La magnitud de la pobreza en Canarias, con el 30% de la población en situación de exclusión social (13% en exclusión severa y 17% en exclusión moderada), unido al 40% que se encuentra en graves dificultades económicas y sociales, requiere la adopción de soluciones inmediatas. Creemos que se está a tiempo de, respetando el techo de gasto del 2,7% sobre el anterior presupuesto, destinar lo necesario para atender nuestra petición. Se pueden transferir partidas, aplazar el pago de deuda que no sea obligatoria, reclamar el uso del superávit, etc.

En definitiva, se trata de dar prioridad a las necesidades de la gente más desvalida de nuestra sociedad y tener voluntad política para poner en práctica las soluciones que la ayuden a salir de su ingrata situación.

Mientras, nosotras y nosotros, seguiremos en las calles, porque “gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden” concluye la Asociación de Pensionistas.