Rebelión nacionalista en la cárcel grancanaria de “Barranco Seco”

MOTIN BARRANCO SECO

Más de doscientos reclusos de la prisión de “Barranco Seco”, entre ellos 14 presos políticos nacionalistas, se amotinan desde primeras horas de la mañana y tras realizar diversos destrozos en las instalaciones, subieron a la azotea con pancartas y banderas canarias con estrellas, lanzando gritos de amnistía, libertad y trabajo. Los rebeldes exigían la negociación de sus demandas con las autoridades y un encuentro con los medios de comunicación a los que, posteriormente, explicaron sus peticiones y las condiciones inhumanas que sufren en la prisión. Tras 37 horas, los amotinados abandonaron su protesta, después que efectivos la policía armada rodease la cárcel y lanzase balas de goma y botes de humo, resultando heridos tres de los reclusos. En el exterior y desde lo alto del Batán, grupos de vecinos increpaban a los agentes y pedían la independencia para Canarias.