Queremos seguir viviendo

Me acojo a la benevolencia de mi viejo y querido Chema Tante, para decirles algo a mis jóvenes y queridos chicos y queridas chicas de Canarias. 

Soy un anciano que vive -y por muchos años y ustedes que lo vean- en la Residencia de Mayores de Santa Cruz de La Palma. 

Como decía la canción “les cuento cómo vivo en La Palma, sin ustedes…”. Pues muy bien. Yo no conozco otra residencia de mayores, ni conozco a nadie que haya estado en ninguna, pero lo que deseo es que todas, las de Canarias y las de fuera, sean al menos como esta. Un edificio en buenas condiciones, habitaciones cómodas y luminosas, todo limpio y en impecable estado. Comida abundante, bien cocinada y adecuada para nuestra edad. Y, sobre todo, con muchos cuidados. Porque, no exagero, aquí hay una gente maravillosa. Son al menos cien personas, y por eso no puedo poner todos los nombres, como me gustaría. Pero diré que esta compañía está comandada por la capitana, oh mi capitana, Catalina. Pero en la directora quiero personificar todo el agradecimiento a estas personas, buenas profesionales y cariñosas que trabajan en la Residencia de Mayores de Santa Cruz de La Palma. 

Y aquí seguimos, con vida, en encierro y resignación, con unas condiciones de seguridad muy estrictas, porque no hay otro remedio.  

Pero también pensamos ¿de qué sirve tanta seguridad, si la gente joven y no tan joven por ahí fuera se está portando como chiquillajes y la cosa esta del virus vuelve de nuevo y se van a llenar los hospitales? Lo vemos en la televisión, lo escuchamos en la radio, lo leemos en la prensa, que ya empieza otra vez la misma historia. Gente contagiada, cada día más. Y cuando a un viejito o una viejita le dé alguna cosa mala, no van a poder ir al hospital, porque estarán todos ocupados curando a la gente con covid-19. 

Por Dios, por la virgen de cada cual, por lo que más quieran, si no por ustedes, háganlo por las y los mayores. Nos salvamos del virus, pero nos vamos a morir, porque los hospitales se van a llenar otra vez, porque ustedes, la gente de fuera de las residencias, no tienen cuidado. 

Para eso, déjennos salir también y recibimos al virus con fiestas, jóvenes y mayores, total… 

Ajó Tedote