PSOE-UP: Como no hay nada que asaltar, desarrollan la Ley Trans

Desde luego el debate sobre la leyes LGTBI-Trans, u otras que ya se escapan a la racionalidad, está más que en el candelero y hasta manido, cuando la gran mayoría de los trabajadores y masas populares les quedan tan lejos por la sencilla razón de que esto no es lo concreto para sus exigencias del día a día, sometidos al paro, hambre, represión, fracaso, desahucio, entre otras calamidades. 

Estas “leyes de identidad” son cuentos de unos cuantos filántropos capitalistas, fundaciones  y organizaciones varias, que se enriquecen directa o indirectamente con las entidades de género, sexo y otras locuras que poco a poco se han puesto de moda y que dejan cantidades de  millones e inversiones que desde luego el PIB dentro de poco estará reflejado en ese nuevo modo de producción  que además sirve de entretenimiento a la plebe para despistarlo de la lucha de clases.

Farmacológicas, Amazon, Coca-Cola, clínicas de vientres de alquiler, gabinetes de psicólogos proclives y progres a las identidades y otras empresas, están contentísimas pues a través de  estas nuevas identidades y sirviéndoles como correa de trasmisión del sistema  están  engordando su capital acumulado. 

Ya lo hemos dicho de muchísimas formas, defendemos a los LGTBI pues hay que respetar a las personas, sus sentimientos, deseos, necesidades y otros.  Apoyamos   los/las que son de clase pobre, que bastante tienen con todo lo que acarrea: discriminación, paro, odio, pobreza, como para que les estén vendiendo la moto de transformaciones  y otros privilegiod que solo tienen los Trans-Queer de clases ricas y bien situadas, tanto en instituciones donde están apoltronados, como en otros espacios familiares, sociales, etc.

La salida o la justificación del virus, con respecto a la hecatombe económica, que dicen que ha causado, que solo sufren los trabajadores y otros pobres, pues ya sabemos que los de siempre, no han perdido nada, pero no terminan de llorar y justificar sus “pérdidas” para seguir tragando, hay que tener morrazo y patologías asociadas como lo es la enfermedad del acúmulo de capitales para seguir engañando y hasta amenazando a los gobiernos de turnos y sindicatos con su cantinela de “pérdidas”.

Digo, esta justificación la han desviado o canalizado, en parte, en torno al desarrollo de la “proposición de ley” y “protección jurídica” de los movimientos  LGTBI con sus identidades de género. Se olvidaron de la identidad de clase, claro que esto no está dentro de su proyecto que no llega ni a socialdemócrata y que para colmo las derechas les llaman comunismo. ¡Hay que joderse!

Parece ser que hubo broncas entre los socios (PSOE-UP) por contenidos sexuales y biológicos, cuando el progrerío de UP, con sus “identidades de género”, “autodeterminaciones de género” y más géneros, ¡por Dios como si las mujeres no fuéramos de carne y hueso y biología  sino constructos , hipótesis, y otros conceptos que les son necesarios a los patriarcados en este caso capitalistas para hacer desaparecer la lucha de la mujeres, que es lucha de clase, por tanto parte del motor de la historia!

Claro las mujeres de PSOE, les echan en cara que han confundido sexo, con género. ¿Y ahora se dan cuenta? Pero no es problema de estas del PSOE, que llevan en sus espaldas  a cuesta el feminismo de salón, apostando por “ estudios de géneros”, “ violencia de géneros”, “ leyes de géneros” en vez de violencia, y opresión contra las MUJERES  y vienen ahora con sus “Argumentarios” a desplazar culpas a otros cuando es su propio fallo?,  ¿no deberían  cabrearse por la ausencia del concepto clase? Claro que no, es pedirles peras al olmo, los derroteros van por otros sitios, colándosele por la puerta todo lo que han arrojado por la ventana. 

Recordamos una vez más, que el concepto género para la resolución del problema de la mujer, viene financiándose desde principios del siglo XX por los filántropos Ford y Rockefeller, para más tarde ser apoyado por otras entidades, partidos, y la propia  CIA. En su recta final, ya más desarrolladito acaban saliendo de las universidades y despachos, de la reacción en los años 70, con careta de progresismo e izquierdismo, los modelos postmodernos con sus “palabros laboriosos” y exentos de lucha de clase, como el GÉNERO entre otros.

Pero claro, no van a hablar sobre la derogación de las dos leyes laborales (la de Zapatero y Rajoy), que tanto daño hicieron a las masas obreras y populares y que supusieron para los empresarios un acúmulo de capitales que ni quemándolo se les acaba. Tampoco hablaron de la ley mordaza, ni de las privatizaciones en sanidad y educación, ni de los 60.000 millones prestados a la banca que ya han triplicado y no la devuelve ni de broma a las arcas públicas, ni del dinero robado por la Corona Borbónica, en fin para no cansar a los que leen que ya lo sabemos de sobra.

En fin de penita, tratando de aunar a todos los partidos para poder acordar y firmar pactos para seguir con el  modelo de producción caduco, destructor, injusto, de miserias para la gran  mayoría y consolidar la gran transición franquista  sirviendo a los de siempre. A las minorías poderosas.

¡LA CUESTIÓN ESTÁ ENTRE SOCIALISMO O BARBARIE, USTEDES ELIJAN!

Maribel Santana, activista, historiadora