Pandemia: “Disentimos de la política basada en ver cuántas horas de bar abierto soportan nuestros hospitales”

Caty Darias, portavoz de INTERSINDICAL CANARIA, manifiesta en declaraciones a El Día su preocupación por la continua presión a la que se están enfrentando los profesionales sanitarios. Darias no esconde el hartazgo de los profesionales, que ve cerca de “claudicar”, y recuerda que la falta de efectivos en las Islas se está manifestando en problemas de rastreo y en la menor eficacia de las medidas de contención del virus. 

¿Cómo calificaría la situación en la que se encuentra la sanidad canaria?

Buscar una única palabra es complicado. Es necesario reiterarse en el discurso que venimos haciendo desde el año 2008 desde Intersindical Canaria en cuanto al estado de la sanidad pública canaria. A pesar de esas contrataciones puntuales para contener la emergencia sanitaria, las deficiencias se siguen manteniendo. Seguimos con una Atención Primaria desmantelada con mucha escasez de recursos humanos, mantenemos las peores cifras de profesionales por población asistida del conjunto del estado español, partimos de unas listas de espera astronómicas y a todo eso hay que sumarle la pandemia. Esto último ha venido a dar la puntilla a un Servicio Canario de Salud (SCS) y una Consejería de Sanidad debilitada en recursos y provocará que la población canaria siga siendo la más enferma del conjunto del estado español. 

¿Diría entonces que la sanidad pública canaria está en niveles de 2008, en pleno comienzo de la crisis económica? 

Exactamente. No podemos hablar de una recuperación de aquellas embestidas de recortes, ni en Primaria ni en Especializada. Se han parcheado determinados asuntos, pero en servicios esenciales, infraestructuras y dotación de recursos humanos seguimos en una situación altamente precaria. Los profesionales que han tenido que redoblar esfuerzos para hacer frente a la emergencia sanitaria desde una circunstancia de extenuación extrema. 

¿Diría que los sanitarios están preparados para todo lo que se viene, una tercera ola, el pico de la gripe y demás circunstancias, mental y físicamente? 

Los profesionales de los servicios de salud empezaremos de un momento a otro a claudicar. Estamos viviendo situaciones complicadas a nivel de los centros hospitalarios como de atención primaria. No podemos hacer seguidismo de la política del gobierno porque está basada en a ver cuánto ocio y cuántas horas de bar abierto soportan nuestros hospitales y personal sanitario. Estamos poniendo en riesgo no solo la atención a los pacientes afectados por covid sino la de otras patologías menos urgentes con la consecuente posibilidad de que se compliquen y cronifiquen. 

¿Podría enumerar los recursos que necesitarían para que no se resintiera la sanidad pública en esta etapa tan difícil? 

En la sanidad pública hace falta personal. Nos estamos encontrando con el problema de que tampoco hay profesionales en el mercado laboral. Se carece de los profesionales más necesarios en este momento como son facultativos y enfermeras. Y vemos otras deficiencias. Cuando una persona se detecta como positivo en Covid-19, debido a la capacidad de rastreo en Atención Primaria y Salud pública pueden transcurrir entre 7 y 10 días hasta que se les hace las PCR de confirmación. La capacidad para contener ese inicialmente un pequeño foco, se puede complicar. Eso alcanza el estamento laboral. En esos momentos – aunque no es generalizado- sí se están dando casos de trabajadores considerados contacto estrecho que deben seguir acudiendo a su puesto de trabajo hasta que se le da el resultado de la PCR. 

La situación de Tenerife, y concretamente La Laguna y el norte, es preocupante y está llegando todo al Hospital Universitario de Canarias, ¿están notando ese incremento de presión asistencial por ese aumento de casos en esta área? 

La situación está contenida, pero es cierto que la ocupación de la UVI del HUC lleva más de mes y medio por encima del 50% de su capacidad. No hemos alcanzado en el área norte las cifras de la primera onda pandémica, pero son resultados a tener en cuenta. Al menos en el área norte, ya hay áreas de salud que no soportan esta presión. Hay zonas básicas de salud que están tardando 10 o 12 días en hacer PCR a los contactos estrechos. 

El presupuesto de Sanidad se ha visto incrementado en la comunidad autónoma, especialmente en el capítulo 1, ¿qué opinión le merece? 

Se nos presentó el anteproyecto de ley y el conjunto de organizaciones de la Mesa General de Función Pública votó de manera desfavorable. A falta de valorar las enmiendas, las necesidades reales superan los planteamientos de ese presupuesto. Puede que haya un incremento en capítulo uno, pero ya con el gasto que se ha hecho en personal para cubrir las incidencias de la covid-19, empezaríamos el año en negativo.