Muere ejecutado a garrote vil, Juan García “El Corredera”

Corredera

Muere ejecutado en Las Palmas, Juan García Santana “El Corredera” tras haber sido sentenciado como culpable de la muerte de un policía municipal. Juan García fue detenido y encarcelado tras permanecer varios años como huido y refugiarse en los montes de Gran Canaria, primero, para no cumplir el servicio militar, y luego, al ser acusado de la muerte de un agente en Telde que quería darle caza. El movimiento de solidaridad de toda Canarias hacia su persona generó, una campaña a favor de su indulto que, finalmente, no dio resultado al negarse Franco a conceder la medida de gracia. Poco después, “El Corredera” se convertiría en símbolo popular de la resistencia antifascista.