Los trabajadores de la Consejería de Transición Ecológica declaran la “emergencia laboral”

Los trabajadores de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial han acordado en asamblea declarar la situación de emergencia laboral ante la crítica situación que arrastra y atraviesa este departamento.

Para Intersindical Canaria, la situación de esta Consejería la inmoviliza para poder desempeñar sus tareas habituales y la imposibilita para impulsar las nuevas políticas que pretende promover el Gobierno canario.

La deficiencias no son nuevas pero el actual equipo directivo sigue sin dar muestras de entender la profundidad del problema de falta de personal y de recursos que arrastra la Consejería y que está haciendo reventar la paciencia y la salud de los trabajadores.

Los trabajadores, organizados en Intersindical Canaria, consideran contradictorio que con unos recursos mermados, vacantes sin cubrir que llegan hasta un 60 % de la plantilla, y la incapacidad demostrada para ejecutar la última Ley del Suelo, quieran meter mas presión con un personal que mengua y con recursos materiales obsoletos.

La trascendencia e importancia del cambio climático requiere no sólo palabras, sino ajustar la administración y modernizarla con medios y trabajadores para abordar una realidad ambiental inquietante desde el punto de vista climático y social y llena de desafíos para un futuro inmediato.

Entre las medidas correctoras que propone el colectivo figuran la necesidad de reactivar la negociación entre sindicatos y Consejería, la ocupación urgente de todas las plazas vacantes, ejecutar un plan de choque de limpieza de archivos, documentos y chatarra tecnológica que se acumula en suelos, pasillos o despachos, o pactar una nueva Relación de Puestos de Trabajo ajustada a las necesidades reales del Servicio