Los trabajadores canarios y la rapiña colonial

Sin rodeos

Existe la teoría que las sucursales de los sindicatos españoles en Canarias, constituyen uno de los brazos del sistema colonial español que participan con los poderes del Estado en mantener la oprobiosa explotación de los canarios y especialmente la que recae sobre la clase trabajadora de las islas. Los últimos datos sobre los indicadores laborales correspondientes a este mismo año no hace sino reafirmar tal teoría, al constatarse que en los convenios colectivos firmados entre la patronal canaria y los sindicatos CC.OO. y UGT, crece la duración de las jornadas laborales y los salarios continúan alejándose en su cuantía de lo que cobran los trabajadores del conjunto de Estado español. De tal forma, gobierno español, ejecutivo canario, patronal y sindicatos afines, continúan dando pábulo a la histórica segregación que en todos los aspectos laborales sufrimos en las islas, pero también la estadística oficial vuelve a corroborar que independientemente del color político de los gobiernos en España o en la Nación Canaria, nuestro archipiélago sigue siendo territorio para la rapiña en el que el principio de igualdad constitucional de los ciudadanos está redactado sobre papel higiénico listo para usar y tirar.