Los Reyes reparten con Fernández de Lugo el botín de conquista

Las capitulaciones de los Reyes Católicos a Alonso Fernández de Lugo, le conceden, por beneficio de conquista los guanches de los reinos de guerra declarados cautivos, sus ganados y demás bienes, siendo vendidos hasta un total 700 aborígenes como esclavos.