LOS INSPECTORES DE SALUD PÚBLICA ADVIERTEN DE RIESGOS PARA LA POBLACIÓN CANARIA

Los inspectores de Salud Pública de Canarias han dado la voz de alarma por la exigua plantilla con la que cuentan para desarrollar su importante labor y el peligro que ello entraña para la salud de los habitantes del Archipiélago. De la forma han exigido aumentar su actual plantilla para equipararla al Estado que es de una plaza por cada 25.000 habitantes. En los últimos 20 años no ha variado su plantilla en Canarias y llegan a situaciones tales como el tener que desplazar en guaguas muestras contaminantes por carencia de medios de transporte.