Los golpistas dinamitan la Casa del Pueblo de la Isleta

La Isleta en 1935

Dos días después de comenzar la guerra civil española y tras caer muertos dos militares en enfrentamientos con algunos obreros en la zona, la Casa del Pueblo de La Isleta (Las Palmas) es dinamitada como represalia. Las instalaciones que se encontraban en el centro de la actual plaza, tenían un gran contenido emblemático, pues eran punto de reunión de los sindicatos y partidos de la izquierda grancanaria. Uno decena de lugareños fueron detenidos durante aquellos disturbios, siendo posteriormente fusilados cinco de ellos.