Los 400 trabajadores del Oliva Beach inician movilizaciones crecientes para defender sus empleos

120819 hotel la oliva

Los trabajadores de del Oliva Beach anunciaron el inicio de las movilizaciones que arrancarán el próximo 23 de agosto con una manifestación multitudinaria en Corralejo, lugar donde se asienta el hotel y por ser el núcleo poblacional más afectado por el Expediente de Regulación de Empleo. La medida anunciada y no suficientemente justificada por la Empresa afectaría a cerca de 400 trabajadores que trabajan en el alojamiento turístico. La protesta ahora anunciada constituye el inicio de una sucesión de acciones y movilizaciones de alto alcance que se extenderán al conjunto de la isla de Fuerteventura. La campaña de protestas busca como objetivo que el conjunto de la sociedad de la isla participe directa o indirectamente en la presión para la solución del futuro laboral de los trabajadores. 

Los representantes sindicales, en una rueda de prensa, interpelaron al presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, a dar la cara y a dejarse de escudar en su homónimo español también del PSOE, para solución del problema. Los representantes sindicales, le retaron a que realice las gestiones  a las que viene obligado con el objetivo de despejar cualquier duda sobre el futuro del centro de trabajo y explicite cuáles son los obstáculos para que el gobierno de Madrid no haya aún desbloqueado y autorizado el inicio de las obras para la modernización de las obsoletas instalaciones del centro turístico. Los permisos de reforma, aun sin repuesta oficial, fueron solicitados desde hace ahora cerca de dos años,  sin los cuales el futuro del hotel se presenta con considerables dificultades.

Juan Manuel Gutiérrez, portavoz de Intersindical Canaria, solicitó apoyo, tanto de la población como de todo el sector de la hostelería y las instituciones, para que la manifestación del próximo 23 de agosto sea un éxito. Afirmó que estamos ante un problema político-administrativo donde a los trabajadores se nos pretende utilizar como conejillos de indias, situación que no vamos a permitir bajo ningún concepto, dijo Gutiérrez. Con esta movilización no pretendemos que el Gobierno de España o el Ministerio de Transición Ecológica incumplan la ley. No estamos presionando porque la empresa esté detrás. Lo que reclamamos es transparencia y si le quiere denegar la autorización a la empresa que sea a través de una comunicación oficial, pero, si hay un problema de carácter administrativo exigimos que se solucione cuanto antes, concluyó

Los representantes de los trabajadores han convocado  formalmente al presidente del ejecutivo canario a una reunión con los sindicatos, la dirección de la Empresa y la Plataforma Salvar el Oliva Beach, para que en ese encuentro precise qué mano negra pretende provocar el despido de los trabajadores y del porqué su inhibición tras habérsele requerido su intervención para salvaguardar los puestos de trabajo ahora en peligro.