Las trabajadoras del Oliva Beach vuelven a reclamar al gobierno del PSOE seguridad para sus puestos de trabajo

oliva-beach8-8_g (1)

La delegación del Gobierno en Fuerteventura fue el escenario de una nueva protesta de las 400 trabajadoras y trabajadores del Oliva Beach, quienes volvieron a reclamar al gobierno del Estado y a las instituciones canarias presididas por el PSOE una inmediata solución ante los peligros existentes de la pérdida de sus puestos de trabajo por la amenaza de un Expediente de Regulación de Empleo anunciado por la Empresa.

Pese a los dos años transcurridos desde que la dirección del Oliva Beach solicitase autorización al Ministerio español de Transición Ecológica para realizar una remodelación de las instalaciones hoteleras, la respuesta de la administración continúa siendo el silencio, una actitud que para los trabajadores supone un intolerable insulto al conjunto de la sociedad majorera, agravado con los niveles de desempleo que sufre la isla y el conjunto del País canario.

LOS TRABAJADORES OCUPARÁN LAS INSTITUCIONES MAJORERAS GOBERNADAS POR EL PSOE

La temperatura del conflicto laboral  aumenta, tanto que los representantes sindicales pertenecientes a Intersindical Canaria han amenazado con la paulatina ocupación de las instituciones oficiales en la isla, especialmente aquellas presididas por el PSOE, partido sobre el que recaen todas las responsabilidades de la situación creada.

Intersindical Canaria, ha vuelto a insistir en que, no se trata de que la administración legalice las reformas si estas no están sujetas a la legalidad, sino que dé respuesta a la solicitud formulada por la empresa, y que precise cuáles son las causas para mantener bloqueado el expediente para los trabajadores y su representación legal proceder en consecuencia.