Las trabajadoras de las escuelas municipales de la capital grancanaria, reanudan los paros y protestas

Tras un encuentro con la concejal de Educación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Lourdes Santana (PSOE), y ante la inexistencia de compromisos precisos que den fin a los abusos laborales, a los impagos de salarios y al abandono que sufren las escuelas municipales por parte de la empresa Ralons, la asamblea de trabajadoras ha tenido que optar por mantener los paros que se iniciaron la pasada semana.

Mientras el grupo de gobierno “progresista” (PSOE-Podemos-NC), mantiene idéntica actitud permisiva y colaboracionista con la adjudicataria del servicio, propiedad del Miguel A. Ramírez, contradictoriamente, el ala de la derecha ideológica (PP y Coalición Canaria) han presentado para su debate varias resoluciones favorables a las reivindicaciones laborales que puedan dar fin a un conflicto que afecta a unos 1.200 niños que se encuentran al cuidado de unos 240 trabajadores  

La segunda fase de movilizaciones continuó el miércoles 29 y tendrán su continuidad el viernes 31 con una concentración en la plaza Santa Ana desde las 8,30 de la mañana que coincidirá con el pleno municipal. Esta huelga afecta a unos 240 trabajadores que atienden a unos 1200 niños.

Los padres de los escolares han hecho causa común con los trabajadores, manteniendo un permanente apoyo a la lucha de las trabajadoras

El representante de Intersindical Canaria Cesar Merino, exigió a la corporación que acabe con la patente de corso y la impunidad de la que goza Ralons y Ramírez.