Las obsoletas dependencias del Juzgado de Guardia de Tenerife vulnera los derechos básicos de los ciudadanos y la seguridad de los trabajadores

101019-JUZGADOS-TFE

Desde la Sección Sindical de Justicia (Intersindical Canaria) se denuncia las condiciones que se viven en las dependencias del Juzgado de Guardia de la capital tinerfeña y solicitamos el traslado de las mismas a las antiguas dependencias del Registro Civil ubicadas en el Palacio de Justicia.

Entendemos que las condiciones del Juzgado de Guardia de Santa Cruz de Tenerife en las que se hacina en un espacio muy limitado los funcionarios, los ciudadanos que quieren ejercer su derecho a denunciar, los perjudicados y testigos de hechos delictivos, con los familiares de los detenidos y el público en general sin que  se garantice el derecho a la intimidad ni la protección a los derechos de los ciudadanos ni tan siquiera la seguridad de público y trabajadores.

La actual situación  conlleva  el incumplimientos  de lo  establecidos en la  Carta de derechos de los ciudadanos ante la Justicia y en la Ley Ley Orgánica 13/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para el fortalecimiento de las garantías procesales, que establece que los investigados o encausados tendrán el derecho a  entrevistarse reservadamente con su abogado y  que las comunicaciones entre ellos tendrán carácter confidencia.

En el Juzgado de Guardia de Santa Cruz de Tenerife no se dispone de ningún espacio que garantice o permita una relación confidencial y digna entre los profesionales y sus clientes, realizándose las entrevistas donde buenamente se pueda, como en los pasillos, donde por otro lado tampoco existe ningún espacio habilitado como sala de espera, limitándose a unos bancos en el pasillo y donde los ciudadanos que quieren denunciar, los perjudicados y testigos de delitos citados ante el juzgado de guardia, los investigados no detenidos o sus familiares se mezclan sin ningún tipo de control ni seguridad alguna. Por no existir no existe ni un puesto de vigilancia, encontrándose el Juzgado de Guardia aislado de los vigilantes de seguridad, con el evidente riesgo que esto conlleva en unas instalaciones dedicadas a unos asuntos tan delicados como los que se tratan en el Juzgado de Guardia.

A todas estas irregularidades hay que añadir las penosas condiciones laborales, un espacio reducido donde se apelotonan  los funcionarios, donde no hay ni espacio para caminar, mientras investigados y denunciantes se sientan en mesas contiguas y declaran sin ningún tipo de intimidad al tratarse de un espacio minúsculo y atestado, donde todo se mezcla sin orden ni concierto, sin intimidad, sin seguridad, evidentemente esto no permite un desempleo digno de las tareas de los funcionarios ni mucho menos una atención digna a los ciudadanos.

Ninguno de los principios anteriores se cumplen en las dependencias actuales, al tratarse de unas instalaciones obsoletas que no cuentan con las condiciones mínimas para garantizar un servicio digno,

Por último, lamentamos que el cauce de información con los trabajadores sea a través de los medidos  de comunicación, teniendo en cuenta que nos hemos enterado  por la prensa que  en las antiguas dependencias del Registro Civil se pretende ubicar la Fiscalía de Menores, cuando las información que se nos traslado por el anterior equipo directivo iba dirigida al traslado de las dependencias del Juzgado de Guardia, en todo caso es necesario tomar inmediatamente las medidas para solucionar la grave situación que se vive y solucionar un problema acuciante por el que han pasado de puntillas los diferentes gobiernos