La FSM llama al fortalecimiento de la lucha de pensionistas y jubilados

Con esta este llamamiento la Federación Sindical Mundial (FSM) expresa la necesidad del aporte del movimiento sindical en la coordinación y acción conjunta con el movimiento de pensionistas y jubilados en cada país.

Creemos que este proceso es un prerrequisito para la unidad y fortalecimiento del movimiento popular obrero en cada país y a nivel internacional, frente a los problemas comunes que enfrentan los trabajadores y jubilados que aunque ya no trabajan no pierden sus características de clase ni su espíritu de lucha como se ha comprobado y confirmado donde hay un movimiento de pensionistas y jubilados.

La experiencia de vida confirma esta observación donde el movimiento obrero-popular- pensionista ha desarrollado esta acción común.

El curso de la crisis o del desarrollo capitalista, así como los problemas creados por la pandemia y los esfuerzos de los gobiernos, a instancias de los capitalistas, por superar sus problemas en detrimento de la clase trabajadora, los pensionistas y jubilados y todas las franjas del pueblo sin discriminación, nos muestra el camino que ya está siguiendo el movimiento de clase, pero que todavía existe la necesidad y el deber de fortalecer hoy.

Después de todo, los pensionistas y jubilados que están al margen del trabajo pero no de la lucha, pueden expresarse de manera militante a través de su organización en los sindicatos de pensionistas y jubilados. El movimiento de pensionistas y jubilados (donde existe) tiene una gran experiencia que puede movilizar a los pensionistas y jubilados y arrojar luz sobre una serie de cuestiones que fortalecerán la lucha del movimiento obrero popular.

Es necesario que todas las fuerzas del movimiento actúen de inmediato porque los problemas que tenemos ante nosotros por causa de las políticas anti-obreras – anti- populares – anti-pensionistas que demanda el sistema explotador, continuarán. Y continuarán porque este sistema no tiene más remedio que implementar sus políticas destructivas en detrimento de todos los sectores de la población y también de los pensionistas y jubilados, para llenar los bolsillos de los grandes grupos empresariales capitalistas durante los períodos, sean de crisis o desarrollo capitalista.

Apreciando la acción del movimiento de pensionistas y jubilados donde existen sindicatos organizados, hacemos un llamado a los sindicatos de trabajadores para que den la atención y asistencia necesaria en sus países, a la organización de los pensionistas y jubilados, teniendo en cuenta las dificultades y problemas que allí existen.

Sobre esta base debemos investigar y tratar los siguientes problemas a medida que aparezcan:

  • Hay países que prohíben efectivamente la organización y funcionamiento del movimiento de pensionistas y jubilados.
  • Países donde su actividad está autorizada pero donde nuestros sindicatos no han tomado las medidas necesarias, así como las iniciativas correspondientes al efecto. De hecho, la formación de sindicatos para pensionistas y jubilados no es el núcleo de nuestros sindicatos.
  • Países donde el movimiento de pensionistas y jubilados está organizado y tiene acción, pero no tiene contacto y acción conjunta con el movimiento popular obrero.
  • Países donde el movimiento de jubilados es parte integral de la acción y organización del movimiento popular obrero con grandes resultados recíprocos en la acción.

Teniendo en cuenta estos aspectos (tal vez haya otros), creemos que es necesaria la participación y acción conjunta de los pensionistas y jubilados con el movimiento obrero- popular. Los veteranos del trabajo no pueden ser separados de la lucha por el movimiento sindical de clase.

Sobre esta base, reconocemos que el movimiento sindical debe dar peso a la organización y cooperación efectiva con el movimiento de pensionistas y jubilados.

Es por esto que solicitamos formalmente a cada uno de los 330 sindicatos miembros de la FSM que designen y tengan contacto directo con la UIS de pensionistas y jubilados, ya sea a través de la organización de jubilados de su sindicato, o al menos a través de una persona que actuará como contacto si no existe una estructura afiliada a la UIS de pensionistas y jubilados.

Primero, donde hay un movimiento de pensionistas y jubilados, debemos asegurar una buena cooperación y acción conjunta con los trabajadores con iniciativas conjuntas de lucha, mítines, coordinación e intercambio de experiencias. Formular demandas comunes sobre cuestiones y problemas de mayor importancia social y económica, tales como cuestiones de economía, seguridad social, salud, descanso, vivienda, residencias de ancianos, cultura, así como otras acciones que no serán dictadas por nosotros a través de esta carta.

Lo que nosotros queremos subrayar especialmente es la necesidad de esta acción a través de un plan de trabajo general. En cada país en cuestión, este plan se puede enriquecer según la experiencia del movimiento de clase, pero también según las posibilidades que allí existen.

Donde no hay cooperación y acción común, el movimiento sindical podría ayudar a crear sindicatos de pensionistas y jubilados comenzando con sindicalistas pioneros cuando se jubilen.

En todo el mundo, los sindicatos de clase de la FSM deben otorgar especial importancia a la participación sindical de las mujeres en la acción, así como a su elección a las direcciones y órganos de los sindicatos, a la promoción y la reivindicación de soluciones contra los problemas particulares que enfrentan las mujeres.

Queridos colegas,

Mientras celebramos el 75 aniversario de la FSM este año y en honor a este año de lucha, fortalezcamos aún más la UIS de los pensionistas y jubilados con nuestra participación en las luchas diarias, grandes y pequeñas.

Honramos los 75 años de FSM fortaleciendo nuestra UIS.