KALISE ABRE UNA NUEVA CAMPAÑA REPRESIVA CONTRA LOS TRABAJADORES Y SUS REPRESENTANTES

Tras un largo conflicto laboral y un inicial acuerdo entre los trabajadores y la dirección que incluía el archivo de los expedientes sancionadores contra 14 trabajadores, la empresa Kalise incumple ahora el pacto, vuelve a aplicar el látigo represor, amenazando  con el despido del presidente del Comité y de dos compañeros más. Para ello, Kalise argumenta la  “alta toxicidad” de los señalados en la defensa de los derechos laborales. Siete años de congelación salarial, y una pérdida del 17%  en las retribuciones fue el desencadenante del enfrentamiento entre trabajadores y patronal.