Intersindical repudia la militarización del espacio universitario y la violencia policial contra el alumnado de Bellas Artes

La celebración durante los días 3 y 4 del presente del I Congreso de Seguridad y Turismo, en la ciudad de la Laguna, con una importante presencia de mandos militares y de la inteligencia, supone una nueva agresión, al mejor estilo colonial, contra Canarias. En un país altamente militarizado y donde sufrimos de forma permanente, mes sí y otro también, maniobras militares, ahora nos organizan en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, un congreso que viene a decirnos que turismo no es solo, en este momento de pandemia, un peligro para la salud física de nuestra población, sino que va a implicar mayores niveles de ocupación militar y policial.

Si todo ello fuera poco el citado congreso incluye una exhibición del ejército y las fuerzas del estado español, con bombas de humo y disparos de fogueo en el recinto de la Universidad de La Laguna, en concreto, en el aparcamiento de la Facultad de Bellas Artes, que el estudiantado encontró cerrado desde primera hora de la mañana. Ante semejante e innecesario despliegue de militarización en un espacio autónomo, dedicado al estudio y la investigación, y cuyos estatutos, definen entre sus principios el antimilitarismo, el alumnado convocó una concentración para protestar contra la misma.

La policía nacional cargó contra los y las estudiantes sin contemplaciones, produciéndose además varias detenciones.

Intersindical Canaria, considera un gravísimo atropello esta exhibición de fuerza militar en el recinto universitario y condenamos las cargas policiales y detenciones contra nuestro estudiantado. Las imágenes observadas de lo sucedido ahora, nos retrotrae a imágenes del año 1977 cuando fue asesinado el joven Javier Fernández Quesada a quien las personas concentradas también recordaban en esta jornada de lucha contra la militarización de Canarias.

Intersindical Canaria, fiel a sus principios, reivindica la historia antimilitarista de nuestro pueblo, nuestro no a la OTAN, a la legión en la isla de Fuerteventura, a la base de Arinaga y a la militarización de nuestro territorio.

Entendemos, además, que la rectora de la Universidad de La Laguna, Doña Rosa María Aguilar, no debió permitir ni la entrada del ejército y ni de la policía en el recinto universitario, ni, evidentemente, que se produjeran cargas contra el estudiantado al que debe ofertar un entorno de seguridad. Exigimos la inmediata puesta en libertad de los estudiantes detenidos.

Intersindical Canaria sigue exigiendo el fin de maniobras militares en nuestro Archipiélago, así como la salida del mismo del ejército español y la declaración de nuestro país, Canarias, como territorio neutral y de paz.

Canarias 4 de noviembre de 2020