Intersindical reprueba la campaña de desgaste contra el Gobierno promovida por la patronal y la derecha

En la actual situación de expansión de la pandemia y el dramático aumento de contagiados y fallecidos por el coronavirus, Intersindical canaria observa con preocupación la campaña desatada por las organizaciones empresariales y la derecha política contra el Gobierno del Estado, que incluso, utilizando arengas golpistas, llegan a cuestionar la legitimidad democrática en las decisiones del actual ejecutivo, una operación que tienen como objetivo último la caída del gobierno y la promoción del caos social.  En la presente crisis, el innecesario y excesivo protagonismo mediático del aparato militar, substrayendo la voz de los organismos de acción civil, son motivos que aumentan nuestra inquietud. 

Las medidas tomadas por el ejecutivo español dirigidas a la protección de los trabajadores y los sectores sociales más vulnerables, son consideradas por Intersindical Canaria como aún insuficientes, pero suponen, sin duda alguna, un avance en la línea de establecer un escudo para la mayoría social frente a los efectos de la pandemia y a la salvaguarda de los derechos sociales y laborales que deben guiar la acción gubernamental de un estado de derecho.

¿PRETENDE LA PATRONAL Y LA DERECHA AHONDAR EN LA DOLOROSA DESOLACIÓN COMUNITARIA?

Para Intersindical Canaria, la clase empresarial y sus contaminantes voceros políticos y mediáticos, muestran con sus proclamas su extrema insensibilidad ante el actual drama social, anteponiendo su avaricia y bastardos intereses mercantiles a los de la salud de la población y sus derechos sociales básicos. Y de tal forma reaccionan visceralmente tratando de boicotear las medidas del Gobierno dirigidas a evitar el desamparo de los desprotegidos, los despidos clandestinos, la sobrexplotación de los trabajadores y la protección de la salud de la mayoría social.

En el país canario, la actitud empresarial resulta especialmente inaceptable, tras el largo ciclo en el que ha multiplicado de forma inmoral sus beneficios pauperizando la vida y las condiciones laborales de los trabajadores, pero también mediante los privilegios y beneficios fiscales con los que se ha visto favorecido, destacando entre ellos la RIC (Reserva de Inversiones de Canarias) con el que le ha amasado miles de millones de euros. ¿Pretende la patronal y la derecha prolongar ahora tal dispendio y así ahondar en la actual y dolorosa desolación comunitaria? 

Por ello, Intersindical Canaria, desde su conocida posición crítica y soberanista hacia los Gobiernos español y canario en la gestión de la actual pandemia, alerta sobre todas aquellas acciones que, promovidas directamente o desde el anonimato, colaboren con la actual y perversa campaña de la derecha y la patronal que utilizan el actual drama social para la consecución de perversos objetivos económicos y políticos.