Mientras son ignorados por el ejecutivo canario, trabajadores de la Sanidad pública agradecen las muestras de apoyo de la población