El comité de TITSA durante una reunión con la corporación de Santa Cruz de Tenerife