La FSM denuncia las tentativas desestabilizadoras del imperialismo contra Bolivia

Trump, persigue desesperadamente la caída del presidente legítimo, Evo Morales

Internacional

La Federación Sindical Mundial (FSM), de la que Intersindical Canaria forma parte, como única expresión del sindicalismo clasista a nivel mundial y en representación de 97 millones de trabajadores en los cinco continentes, brinda su solidaridad de clase a la clase obrera y al pueblo boliviano que, otra vez más, están enfrentados con las injerencias imperialistas desestabilizadoras de los EE.UU.

La FSM denuncia las maniobras de la oposición política en Bolivia orquestadas por el imperialismo que busca desestabilizar el país y derrocar al presidente legítimo y electo, Evo Morales Ayma. Además, expresamos nuestro más enérgico repudio contra los linchamientos y los secuestros de dirigentes sindicales y sociales perpetrados por grupos reaccionarios.

La posición firme de la FSM ha sido, y seguirá siendo, que los pueblos son los únicos que tienen el derecho a decidir sobre su presente y su futuro, sin injerencias ajenas.

En ese sentido, expresamos nuestra solidaridad con la Central Obrera Boliviana (COB) afiliada a nuestra gran familia sindical y llamamos al pueblo boliviano a derrocar los planes imperialistas, rechazar cada intento de golpe de estado y luchar por la emancipación de la clase obrera boliviana, contra la explotación del hombre por el hombre.

El Secretariado de la FSM