Giro progresista

roman rodriguez

Román Rodríguez

El cierre del reciente y prolongado ciclo político-electoral (2015-2019, aunque las elecciones europeas de 2014 ya introdujeron novedades) ha supuesto un significativo giro progresista en la política estatal, tras casi una década de claro predominio conservador que se abrió con las generales de diciembre de 2011 y la mayoría absoluta del PP de Rajoy, que luego mantuvo mayorías simples en 2015 y 2016. Y que empezó a modificarse tras el triunfo de la moción de censura del pasado verano, que apoyamos desde Nueva Canarias, y el establecimiento de un Gobierno socialista en minoría, pese a su corta existencia, a su imposible mantenimiento tras tumbarle los Presupuestos Generales del Estado para 2019 las derechas estatales y nacionalistas, desde PP y Ciudadanos a ERC, JxCat y CC.

Con un claro triunfador, el partido socialista de Pedro Sánchez, que, en apenas un mes, entre los comicios del 28 de abril y los del 26 de mayo, ha ganado las elecciones generales y las europeas, obtenido un gran resultado en las municipales y mejorado también en las autonómicas, aunque varios gobiernos queden pendientes a los posibles pactos. Con especial atención mediática a cómo se resuelva la situación en Madrid, tanto en su ayuntamiento como en la comunidad, así como en la ciudad de Barcelona.

En el otro ámbito, el de las derechas estatales, el PP ha sufrido un importante retroceso, pero ha resistido frente a un Ciudadanos que no consigue darle el sorpasso, ampliándose la brecha a favor de los de Casado en las autonómicas y locales con relación a las generales de abril. La ultraderecha, que irrumpió con fuerza en Andalucía y en las generales, baja en los comicios locales y autonómicos y, aunque entra en el Parlamento Europeo, lo hace con menores porcentajes de apoyo que sus homólogos en otros estados de la Unión.

El crecimiento local y autonómico del PSOE contrasta con el retroceso significativo de Unidas Podemos. Con la pérdida de muchas alcaldías del cambio y la notable reducción de su representación en la totalidad de los parlamentos de las comunidades que se renovaron el pasado domingo 26 de mayo.

En el caso de la Comunidad Canaria, el partido socialista es el claro triunfador, obteniendo uno de sus mejores datos históricos en las Islas. Coalición Canaria obtiene un resultado que le coloca como segunda fuerza en el Archipiélago en votos y en escaños, mientras que el PP retrocede, pero resiste mucho mejor que en otras comunidades, y Ciudadanos se sitúa muy por debajo de sus expectativas y de lo que le pronosticaban las encuestas.

Por su parte, Unidas Podemos reduce sus apoyos de manera importante, incluso con relación a lo que apuntaban los sondeos más recientes a la cita con las urnas, tanto en los ámbitos locales, especialmente en la ciudad de Las Palmas, como en la presencia en la Cámara canaria.

Nueva Canarias

En nuestro caso, el de Nueva Canarias, perdemos un punto porcentual con relación a los comicios autonómicos de 2015, pero mantenemos el grupo parlamentario con el mismo número de diputados y diputadas. No hemos padecido, ni de lejos, la hecatombe que algunos pronosticaban tras no haber alcanzado representación en las Cortes Generales. Dijimos entonces que eran elecciones distintas y que el contexto dificultó mucho que nuestras candidaturas al Congreso y al Senado consiguieran mejores resultados pese al excelente trabajo realizado en la legislatura y los importantes logros conseguidos para el Archipiélago.

Además, seguimos siendo la primera fuerza en votos en el Cabildo Insular de Gran Canaria, hemos incrementado la presencia, en votos y concejalías, en Las Palmas de Gran Canaria y logrado notables resultados en numerosos ayuntamientos de Gran Canaria y de Fuerteventura. Tenemos más de 160 electos entre ayuntamientos y cabildos. Hemos pasado de quinta a cuarta fuerza en votos en el ámbito de la Comunidad Canaria.

Lo que no nos lleva a ocultar el mal resultado sufrido en Lanzarote, donde teníamos mejores expectativas que han quedado limitadas a la presencia en el ayuntamiento de Arrecife; y, asimismo, a algunos preocupantes resultados en algún ayuntamiento grancanario con larga tradición y trabajo de NC o a la desaparición de nuestra presencia en otro. Lo que contrasta con el crecimiento notorio experimentado en otras corporaciones, como el Cabildo Insular de Fuerteventura y los ayuntamientos de Tazacorte, Tacoronte, Teror o Gáldar.

Valoramos este resultado global el 26M y agradecemos el denodado trabajo de nuestra militancia y de nuestros candidatos y candidatas, así como el apoyo en las urnas de los hombres y mujeres de esta tierra, con los que estamos comprometidos a través del cumplimiento de nuestros programas en los diversos ámbitos institucionales. Consideramos que hemos resistido bien en un contexto muy difícil, frente a la ola socialista estatal que arrasó en las urnas a otras formaciones de izquierdas.

Y abrimos, como corresponde siempre, un proceso de sereno, meditado y riguroso análisis de nuestro trabajo, de nuestros aciertos y errores, para afrontar en las mejores condiciones el intenso período que se abre en ayuntamientos, cabildos y Parlamento de Canarias. Gobernando o ejerciendo como constructiva oposición. Defendiendo siempre el interés general y la mejora de la vida de la gente.

Futuro

Con los datos definitivos tras la decisión ciudadana considero que hay posibilidades de establecer mayorías progresistas en numerosos ayuntamientos, en cabildos y en el Parlamento canario, lo que puede posibilitar establecer un gobierno de progreso en Canarias. Al que desde Nueva Canarias estamos dispuestos a contribuir con nuestra representación parlamentaria. Y con nuestras propuestas programáticas, centradas en el desarrollo sostenible, el impulso al empleo y la lucha contra la pobreza, la potenciación de los servicios públicos o una fiscalidad progresiva.

Nos encontramos ante una oportunidad para que Canarias dé en esta legislatura un salto cualitativo para superar sus actuales déficits y avanzar en los parámetros educativos, sanitarios y de equidad, situándonos, al menos, en la media española. Para generar más y mejor empleo. Para impulsar un imprescindible plan de vivienda. Para lograr una mayor igualdad entre mujeres y hombres. Para combatir decididamente el cambio Climático y desarrollar las energías renovables. Expresamos nuestro pleno compromiso para alcanzar esas metas, para seguir trabajando en las instituciones por una Canarias con futuro.

Román Rodríguez

Deja un comentario