El Poder Judicial usurpa funciones para tratar de imponer sus caprichos al personal de Justicia

El Consejo General del Poder Judicial ha hecho un requerimiento formal al Gobierno de Canarias para que garantice el cumplimiento de los servicios esenciales en la Administración de Justicia, servicios que a su entender y el de sus comisiones delegadas se ven afectados y no están debidamente garantizados.

Nos preguntamos qué hace un órgano siempre tan celoso de su independencia, inmiscuyéndose en competencias que les son ajenas, como la gestión del personal de la administración de justicia, parece que hay quienes añoran en la actual coyuntura de estado de alarma “los viejos y buenos tiempos”, sin embargo quienes pretenden erigirse en guardianes del cumplimiento de los servicios esenciales, no hacen mención a que estos han de estar garantizados también por el colectivo de jueces y magistrados, ni parece que sea necesario garantizar su presencia, esto si está en sus competencias.

El C.G.P.J. creó unas comisiones de incidencias en las diferentes comunidades autónomas, donde invitaron a participar a todo aquel que a “su entender” tenía algo que decir y dejaron fuera a los trabajadores, será que no les interesa lo que tengamos que decir, no sea que les afeen su comportamiento en estos momentos.

El aumento de la disponibilidad frente a la presencialidad no afecta para nada a entender de INTERSINDICAL CANARIA al cumplimiento de los servicios esenciales y si no que lo justifiquen, en lugar de hacer apreciaciones subjetivas, de lo que este sindicato ha podido recabar las incidencias en muchos juzgados y órdenes judiciales han sido nula, como también se desprende del requerimiento del C.G.P.J. y de las actas de su comisión en Canarias, tanto las oficiales como las que constantemente filtran, pues no se dan datos sino que basan en opiniones, en un futurible, en un “pudiera pasar”, olvidando que la limitación de movilidad, el # yo me quedo en casa que parece no importarles mucho, es una medida tomada para evitar la propagación de la enfermedad ¡¡¡ojala pudiéramos estar todos en nuestros puestos de trabajo!!! porque esto significaría que ya hemos superado esta situación.

Esta situación de emergencia parece que genera en los poderes tradicionales una conciencia de casta, de su propia importancia frente a la tropa, como si de generales escondidos en sus cuarteles dirigieran ejércitos, dicen aquí debe ir uno allá dos, no vemos en la actitud tomada en este caso por la Comisión de Seguimiento de Incidencias COVID-19 en Canarias un ápice de empatía ni de solidaridad con los trabajadores, parece como si les importara poco, y que su único interés es salvaguardarse de las incidencias profesionales que pudieran afectarles.

Empezaba Zola su discurso hace más de 100 años frente a la injusticia del poder con un “yo acuso”, pues bien ahora Nosotros INTERSINDICAL CANARIA Acusamos, al C.G.P.J. y a la Comisión de Seguimiento de Incidencias en Canarias, de no saber estar a la altura, de exigir a otros sacrificios que ellos no están dispuesto a dar y de primar intereses profesionales en lugar de aunar esfuerzos para salir de esta.