El personal de Atención Primaria del SCS paga de su propio bolsillo los equipos de protección

Intersindical Canaria en Gran Canaria denuncia que trabajadores de Atención Primaria de la Isla  han tenido que costear con dinero propio las mamparas de protección para las áreas de extracción de analítica de diferentes centros sanitarios de la Isla debido a la pasividad de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para dotar al personal del material de seguridad necesario para afrontar la nueva normalidad.

Los trabajadores han tenido que organizar una colecta para costear la compra e instalación de las mamparas ante la falta de respuesta de la Gerencia de Atención Primaria insular, a la que se ha solicitado en reiteradas ocasiones que dote a los centros de los equipos de protección necesarios para evitar un posible repunte de los contagios por COVID-19.En estos espacios laborales la distancia social de seguridad entre el personal y los pacientes no se puede cumplir debido a las tareas propias del servicio.

Esta falta de previsión afecta también a los recursos humanos con los que se prevé cubrir las vacaciones estivales del personal de los centros sanitarios. Como ejemplo el caso de un centro de salud de la Isla en el que solo se contratará a un único efectivo de Enfermería para cubrir las vacaciones de todo el centro.

Para Intersindical,  la Consejería de Sanidad y la Gerencia de Atención Primaria de Gran Canaria, así como Ángel Víctor Torres como máximo responsable del Gobierno canario, han demostrado su falta de previsión a la hora de garantizar la seguridad laboral del personal del SCS.