El Gobierno sigue tolerando el impago de salarios a los trabajadores de las empresas encargadas de la Seguridad de los centros sanitarios

La Federación de Salud de Intersindical Canaria censura el impago en las nóminas del personal de seguridad de los centros sanitarios de Gran Canaria. 

Esta situación afecta a trabajadores que desarrollan su labor profesional en centros de Atención Primaria, pero también en los hospitales Juan Carlos I y San Roque de Guía. 

El sindicato ya ha dirigido un escrito al presidente del Gobierno de Canarias, para que intervengan en el conflicto generado entre los trabajadores y la empresa adjudicataria del servicio. 

Para Intersindical, estos momentos es esencial contar con un servicio de seguridad en los centros sanitarios, ya que la actual crisis derivada de la COVID está generando algunas situaciones de tensión entre los pacientes y los trabajadores del Servicio Canario de la Salud (SCS), por ser el personal que está en contacto directo con los usuarios. 

En la actualidad hay contratos que ya están en situación de nulidad y otros que, aunque no han vencido, suponen un riesgo para la prestación del servicio, por lo que hay centros dependientes de la entidad concesionaria que pueden quedarse sin el servicio de seguridad correspondiente.

La empresa concesionaria se está haciendo cargo de la deuda de la anterior entidad encargada de la seguridad de los centros. El Servicio Canario de la Salud lleva años permitiendo que trabajadores que prestan servicios en sus centros a través de terceros desarrollen su labor profesional en condiciones precarias, una permisividad a la que hay que poner fin de inmediato.