El gobierno moviliza a policías y esquiroles para romper la huelga portuaria

Eligio Hernández

Tras sumarse los estibadores de Tenerife a la huelga portuaria iniciada en Las Palmas, el delegado del Gobierno español en Canarias, Eligio Hernández, moviliza a los 150 policías desplazados desde Mérida para tomar militarmente las instalaciones portuarias y oferta 7.500 pesetas diarias a las personas en desempleo que quieran trabajar en las actividades portuarias para sustituir a los huelguistas. Las autoridades alegan riesgo de abastecimiento en la población para esta drástica medida, aunque el movimiento sindical nacionalista lo interpreta como un intento del Gobierno de golpear a la organización nacionalista CANC en la que se encuentran organizados los portuarios canarios.