El caos informático en Justicia lleva a los trabajadores a paros de protesta

040719 JUZGADOS TFE

En una rueda de prensa los sindicatos con representación en la Administración de Justicia de la provincia tinerfeña señalaron ayer al Gobierno de Canarias como principal responsable del caos informático que actualmente se vive en los juzgados tinerfeños, donde hay día en los que no se puede enviar notificación alguna.

David Ortuño (Intersindical Canaria) rechazó las explicaciones dadas desde el actual Gobierno de Canarias en funciones. Contrariamente, se trata de un problema de servidores, que no tienen la capacidad necesaria; y, en consecuencia, los problemas existentes tienen que ver que con un problema de falta de inversiones. La  falta de recursos es tan alarmante que incluso hay juzgados capitalinos que han tenido que ubicarse en La Laguna por la carencia de medios en Santa Cruz. Para Intersindical, el Gobierno de Clavijo  ha dejado un buen marrón al entrante, porque la situación va cada vez a peor.

La Justicia tinerfeña se sustenta básicamente en un edificio, el Palacio ubicado en Tres de Mayo, que no fue inaugurado oficialmente, en señal de protesta porque, antes incluso de su apertura, ya resultaba insuficiente para las necesidades existentes.

Los sindicatos Intersindical Canaria, Comisiones Obreras, STAJ, CSI-F y Comisiones de base, han convocado a todo el sector a un paro el viernes, 5 de julio, entre las once y doce de la mañana.  Los representantes de los trabajadores animaron a los actuales letrados de la Administración de Justicia (antiguos secretarios judiciales) a que secunden esta y otras protestas, habida cuenta de que en ellos recae la responsabilidad de cada oficina judicial.

De nuevo, los sindicatos reclamaron  una solución rápida y afirmó que muchos trabajadores están sometidos a un permanente estrés porque los superiores les piden el trabajo de un día para otro y los ciudadanos están “desesperados. En la actual situación un trabajador puede estar en una plantilla de civil y cuando imprime el trabajo “le salte” uno de penal, o introducir datos de ciudadanos imputados, pero que no se graban, por lo que la documentación aparece en blanco.

Los representantes sindicales recalcaron que con lo que se vive actualmente en los juzgados tinerfeños se está cercenando el derecho de los ciudadanos a recibir una justicia rápida, a la par que recordaron que, una vez que se solucionen estos problemas, los funcionarios tendrán que sacar adelante el trabajo acumulado.