Creencias antiguas

Jose Farrujia

“La humanidad es como es; no se trata de cambiarla, sino de conocerla” 

Gustave Flaubert 

Los indígenas canarios acondicionaron toda una serie de espacios naturales para dar cabida a sus cultos y creencias… y su huella aún pervive entre nosotros. 

Un ejemplo de este tipo de espacios son los yacimientos de canales y cazoletas, como el que figura en esta imagen (Arico, Tenerife). Se trata de espacios que suelen estar emplazados generalmente en montañas, y en los que se realizaron motivos como canales que conectan con cazoletas u oquedades excavadas en el suelo rocoso.  

En ocasiones también se grabaron símbolos astrales (constelaciones, soliformes, etc.). Su orientación astronómica lleva a pensar que las celebraciones rituales estaban destinadas a los cultos al sol y la luna, que formaban el principio de las creencias cosmogónicas de los indígenas canarios.  

Es importante resaltar que en todos los casos siempre existe una relación entre el yacimiento en cuestión, el entorno natural y los astros. Es decir, este tipo de espacios cultuales le permitían a los indígenas canarios dar sentido al mundo que les rodeaba: solsticios, cambio de estaciones… fenómenos todos ellos que de una u otra manera condicionaban su economía agraria y pastoril. 

Hubo una época en la que el cielo y la naturaleza nos hablaron… y supimos escuchar. Nuestro reto futuro, sin duda, pasa por conservar y mantener este legado milenario. 

José Farrujia