El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria le hace el trabajo sucio a la empresa Ralons y revienta la huelga de las Escuelas Infantiles

El tripartito del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) vuelve a dar otro paso en contra de la lucha que las trabajadoras de las Escuelas Infantiles municipales sostienen por su dignificación laboral e imponen unos servicios mínimos de más del 80% de la plantilla en la huelga prevista durante la presente semana. De tal manera, el grupo de gobierno municipal vuelve a hacerle el trabajo sucio a Ralons, empresa adjudicataria del Servicio, al frente de la cual se encuentra el déspota Miguel Ángel Ramírez.

Los pasados días, Ralons ha vuelto a poner en práctica su despreciable esclavismo laboral, retrasando nuevamente el pago de las nóminas, además de practicar despidos de trabajadoras.  

Las trabajadoras en huelga han convocado ya una manifestación que tendrá lugar el próximo día 27 entre la plaza de Las Ranas y el parque de San Telmo, protesta que coincidirá con el pleno del Ayuntamiento. Además, habrá nuevas concentraciones el viernes 21 y miércoles 26 de este mismo mes.

César Merino, secretario de Acción sindical de Intersindical Canaria en la isla ya advirtió que el sindicato ya está trabajando en diferentes medidas legales con las que responder, manifestando además que declarar un servicio mínimo de esta magnitud es posicionarse de parte y no precisamente de la que ostenta la razón. Es absolutamente incompatible decir que el servicio de escuelas infantiles, que no es obligatorio, tiene un carácter esencial y estar en manos privadas, pero, además, esta medida desproporcionada intenta callar por la vía del decreto una lucha legítima e imparable.