Los impagos de salarios se ha convertido en un mal endémico del ayuntamiento de Icod.