Desmentido a la constructora Viqueira y el proceso a las activistas contrarias al hotel de La Tejita

Para el Grupo de Apoyo #stophotellatejita se hace preciso comunicar ante las declaraciones de la empresa Viqueira publicadas en prensa y televisión un relato que aporte claridad y veracidad al procedimiento judicial de las activistas.

En primer lugar, clarificar que las activistas de las grúas no quedaron en libertad provisional. Hubo una desestimación de la jueza y fiscalía de las peticiones de la empresa Viqueira de prisión provisional y de la orden de alejamiento de la zona de la Tejita.

Especificar que esta citación judicial fue solo un acto previo.

Por ahora, tenemos únicamente la notificación que desestima las peticiones de prisión provisional y orden de alejamiento. Después de esta primera vista puede pasar que la jueza archive el procedimiento o que traslade el caso a fiscalía y sea esta quien determine si se cometió o no alguno de los delitos de los que se les acusa: usurpación, coacciones y desobediencia a la autoridad. En este supuesto, si la fiscalía entendiera que hay algún tipo de delito, habrá un espacio de acusación posterior hasta la celebración de un juicio.

Dependerá de la jueza en primera instancia la decisión de  archivar el caso o dar continuidad al procedimiento, y de la fiscalía posteriormente si lleva a juicio o no la acción directa que puso en el ojo mediático y público la ilegalidad del hotel y el atentado ecológico que este acomete en terrenos propuestos como nuevo dominio público.

Estaremos atentas en los próximos días al proceso y notificaremos de las determinaciones que dictaminen las autoridades judiciales.

Por otra parte, y ante la manipulación mediática de los despidos de los trabajadores de la constructora Viquiera, queremos manifestar que la única responsable de tal situación son la connivencia entre administraciones públicas y la empresa que, a sabiendas del expolio natural y la consecuente ilegalidad de las obras, mantuvieron la realización de las mismas. Siguiendo la línea de actuación de estas empresas magnates, la empresa Viqueira chantajea a la población canaria aprovechando la vulnerabilidad a la que está expuesta con más de la mitad de la población en riesgo de pobreza y exclusión social. Nos quieren vender un proyecto devastador a cambio de un empleo a todas luces precario y sin ninguna garantía, producto de un modelo económico insostenible para nuestro Archipiélago que lo sume en la pobreza. No vamos a permitir que nos manipulen ni nos expolien más. Los mismos medios que hoy abren con el titular de los despidos, son los que anunciaban en sus portadas los 20 mil empleos en el Puerto de Granadilla. Hoy claramente una mentira que permitiera el destrozo de nuestro litoral por intereses empresariales y políticos como los tribunales han demostrado.

Las activistas fueron claras y contundentes: el motivo de la acción fue visibilizar la verdadera ilegalidad que supone el delito ecológico que se está ocasionando sobre terrenos propuestos como nuevo dominio público, el considerable impacto sobre el paisaje de la única playa virgen que queda en la isla y el deterioro de un espacio natural. Nos consta que existen denuncias anteriores interpuestas por la empresa que no han sido aún notificadas para su citación judicial. Podemos vislumbrar, por las declaraciones e insultos, la rabia y el rencor que mueve al grupo Viqueira ante la acción que ha hecho visible de una vez por todas la injusticia y el atentado ecológico que su constructora quiere acometer en la playa de La Tejita, pero las activistas están serenas y conscientes del proceso y del cometido de su acción. Siguen, junto al gran movimiento popular que se ha formado a raíz de la subida a las grúas, luchando por la defensa de nuestro territorio ante quienes muestran una insensibilidad inconsciente y oportunista hacia el medio natural que pretenden destrozar con cemento para el beneficio financiero de un grupo privilegiado.

Grupo de Apoyo #stophotellatejita