Decálogo concatenado sobre Tindaya

Jose Farrujia

1.Fuerteventura fue poblada hace aproximadamente 3.000 años por pueblos imazighen del norte de África, que introdujeron su cultura en LA ISLA.

2. LA ISLA acogió las creencias y las prácticas culturales de estos habitantes, los antiguos majoreros, que dejaron una huella en el territorio donde trabajaron, vivieron, sufrieron, amaron… y donde respetaron y veneraron espacios como la Montaña de TINDAYA.

3. TINDAYA es la montaña donde adoraron a sus dioses y realizaron una importante cantidad de manifestaciones rupestres, los podomorfos o huellas de PIES HUMANOS.

4. PIES HUMANOS grabados por sí solos no tenían sentido. Son los lugares donde éstos se encuentran los que poseen un amplio sentido mágico. Los podomorfos sirven para sacralizar los espacios, de tal forma que lo sagrado no son los grabados, sino el propio espacio. Así sucede también entre los pueblos imazighen del NORTE DE ÁFRICA.

5. NORTE DE ÁFRICA, por ejemplo, en el Atlas. Allí también se ha documentado el carácter sagrado de las montañas. Asimismo, los grabados de Tindaya tienen claros paralelos con los del Norte de África (Sáhara Occidental, Atlas marroquí o el caso de Argelia y del yacimiento de TASSILI N’AJJER).

6. TASSILI N’AJJER fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por sus valores arqueológicos, los mismos que posee la Montaña de Tindaya que, sin embargo, sufre el abandono y la desidia por una parte de LA CLASE POLÍTICA CANARIA.

7. LA CLASE POLÍTICA CANARIA que NO pone en valor la Montaña de Tindaya, es fiel heredera del caciquismo que azota Fuerteventura desde el Antiguo Régimen, y que ningunea el patrimonio canario, básicamente porque su modelo desarrollista no es compatible con la preservación de NUESTRA MEMORIA.

8. NUESTRA MEMORIA no olvida: recordaremos que el proyecto escultórico de Chillida perseguía agujerear la montaña de Tindaya, a pesar de que la Montaña es Bien de Interés Cultural (BIC), Monumento Natural y Zona de Especial Protección para las Aves… Pero lo “importante” para esa clase política es hacer negocio y especular a partir de ESA PROPUESTA “ARTÍSTICA”.

9. ESA PROPUESTA “ARTÍSTICA” y el negocio especulativo es la razón por la que el Gobierno de Canarias ha aprobado el Decreto 108/2014, de 13 de noviembre, que sólo protege la cumbre de la montaña, a diferencia de lo que sucede en otras islas o en Fuerteventura mismo, donde los criterios de delimitación son más acordes con lo que estipula la ley en materia de patrimonio: se han protegido roques, montañas o pitones, en su integridad, porque albergan manifestaciones rupestres. Es decir, el Decreto está hecho “a medida” para permitir que la montaña sea compatible con otros “usos” en los que priman LOS INTERESES ECONÓMICOS.

10. LOS INTERESES ECONÓMICOS, la herencia colonial, la especulación y la mediocridad, son las notas dominantes en las maniobras políticas con la Montaña de Tindaya. Pero los frentes siguen abiertos por la defensa del gran templo de los antiguos habitantes de Fuerteventura, un templo que debe ser declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, porque SOMOS MEMORIA…