¿Cuál virus?

Si nos volviéramos a repasar o ver la película 1984, novela de Orwell, aunque este era un fascista y los ejemplos los hacía contra el comunismo, cuando es  todo lo contrario, lo que vivimos es el totalitarismo del capital. El autor tenía la razón en cuanto a las formas de controles sobre las personas.

Desde luego que los caimanes, los 5 que gobiernan el mundo, quieren ordenar, forcejear entre ellos, posicionarse y aniquilar lo que les estorba y con lo que desean quedarse. 

Este nuevo acúmulo de capitales, o sea la sangre que necesitan los vampiros, Dios capital, capital delirio.  Kal Marx, en su frase más sabia para definir su locura y delirio, dice: “se fabrican sus propios sepultureros”; no es nuevo, como ya decimos, ahora una vez más están en ello, con coronavirus o sin él, que podría ser también por culpa del  sexo de los ángeles.

La gran sacrosanta justificación del Dios virus. Por todos los santos benditos, ¿ya no se muere la gente del corazón, pulmón, páncreas, diabetes, alcoholismo, accidentes dentro y fuera del trabajo, etc. 15 mil personas en todo el mundo mundial de los miles de millones de seres que tiene el planeta?  No, no soy negacionista, en todo caso matemática. Si esto no es una ficción ¡que me metan presa!

A partir de aquí, empiezan a llover EREs, ERTES, despidos masivos de los negocios capitalistas. Entendemos que los pequeños, medianos y autónomos en la cuerda floja siempre porque se los comen los grandes, les afecte cualquier  estornudo. Pero las grandes empresas y monopolios ¿por qué?

Claro para que los capitalistas sean tales, lo que les mueve, es el mono constante e incontinente  del hambre de ganancia. Por tanto el virus lo perciben por intravenosa.

Y cómo no, que pague papá pública, es la pretensión de los vampiros.

Claro como quiera que tenemos  gobiernos PP-PSOE, ( hace 40 años que se los rifa, los capitalistas y les sirven para su causa), pues a obedecer.

Pero a todo esto nos cuestionamos lo siguiente: ¿ya han devuelto los que verdaderamente mandan (la banca) el rescate que les regaló papá pública, 600 mil millones de euros? ¿El dinero que los Borbones tienen en los paraísos fiscales, una monarquía vampírica amiga de los fascistas Saudíes, que nos cuesta a los trabajadores sangre y sacrificios? ¿Todo lo que han evadido a dichos paraísos y que son muchos, dejando al fisco con solo lo que genera y apoquina las clases trabajadoras?  ¿Esas inversiones millonarias para la OTAN plataformas de guerra, que no necesitamos?

En fin con esto y con todo lo que se nos escapa podrían despachar hasta el hambre en todo mundo. 

El remedio  está ahora en montar chiringuitos sanitarios, también de la pública para paliar la pandemia, ¿quién desmontó la sanidad y por qué?

Todo lo que se arroja por la puerta se cuela por la ventana, como un búmeran, cuando las intenciones son antinatura.

Millones de trabajadores (mujeres y hombres) van como hormiguitas, con sus rostros llenos de incertidumbre y de pena a sus centros de trabajo desprotegidos y cuando después de una jornada extenuante van a sus humildes hogares quedan presos. ¡Todo el mundo en casa, no se mueve ni el tato!

Millones de trabajadores  12 millones en Italia se prepararon para el 25 una huelga general, pues los trabajadores trabajan en industrias armamentísticas innecesarias, arriesgando su salud, por la incontinencia de los capitalistas de acumular, que ya lo hemos comentado más arriba.

Los voceros de los medios de comunicación del poder, al menos en España, se han hecho los locos, solo están para entretenernos las 24 horas sobre el machacacerebro, coronavirus como el televisor del gran hermano de la novela de Orwell, ya citada, los aplausos en las ventanas y balcones de las masas populares presas,  como si fuese una fiesta, educándolas en la pasividad absoluta, como también con los ejemplos de los empresarios banqueros, industriales etc. sobre las donaciones que hacen para el coronavirus, en vez de obligarles a devolver los robos en paraísos fiscales, así mismo las broncas entre gobierno y oposición (caza de votos) tirándose en cara  lo que no cumplen uno ni otro. O lo más reciente. El Rey Felipe visitando los chiringos montados para frenar el bicho. De penita.

Pero las patologías que están causando, estrés, depresiones y otras psicológicas, las gentes confinadas en sus humildes hogares de 50 metros cuadrados hasta 8 personas, esperando a … ¿tendrán que montar otras tarimas para estas patologías si salimos de esta?

Ángel Víctor Torres, presidente de gobierno de Canarias (PSOE), declara en el periódico La Provincia, algo que a mí, me parece una amenaza y que nos caerá dentro de poco.  Dice: “Ya nada será igual, esto no se ha vivido nunca y la realidad se moverá de otra forma”. Yo no sé cómo lo interpreta cada uno/a, pero yo, le doy la lectura siguiente.  De la forma que se moverá, es como lo han establecido los grandes magnates del mundo mundial. Nuevas reconversiones de la economía capitalista para seguir acumulando capitales para su guerra entre caimanes haciendo un majo y limpio otra vez más en las necesidades de las clases trabajadoras y masas populares. Disfrutaremos de más despidos, bajadas de salarios y otras a cuenta del bichito.

Todas tenemos miedo y estamos metiditas en casa,  si es preventivo vale, pero no se nos ha secado el cerebro a miles de personas  por esto, aún nos queda capacidad de análisis.

Desde hace rato nos están acostumbrando a callar y obedecer con diferentes justificaciones, ahora toca el virus, ¿y mañana?

¿Quiénes nos defenderán de nuestros defensores?

Una poesía del revolucionario Bertolt Brecht decía:

“Cuando los de arriba se reúnen, el hombre de la calle pierde toda esperanza”

Maribel Santana