Cerca de 300 detenidos en las revueltas obreras de Tenerife

Tras varias jornadas de paros intermitentes en petición de mejoras laborales, se produce en la capital tinerfeña una fuerte revuelta popular con la celebración de manifestaciones callejeras. Una discurre por la calle Valentín Sanz en la que los manifestantes apedrean el tranvía y algunas oficinas de la patronal. Otra de las marchas la integran las mujeres de los obreros en conflicto que se manifiestan por los barrios del Cabo y Cabo Llanos, siendo detenidas algunas de ellas. Las revueltas populares acaban con duros enfrentamientos con la policía, siendo clausurados por el Gobernador Civil los locales sindicales y suspendiendo las actividades las sociedades obreras. Unas 300 personas son detenidas durante las últimas jornadas de protestas.