Cati Darias: “La pública es moneda de cambio para favorecer a la sanidad privada”

En el balance de los conflictos del sistema sanitario público, Intersindical manifiesta al diario La Provincia que “La sanidad pública canaria no ha experimentado mejoras significativas a lo largo de este año y seguimos teniendo muchísimas carencias”. Así lo ha puesto de manifiesto la coordinadora de la Federación Nacional de Salud de Intersindical Canaria, Cathy Darias, tras realizar un balance de la situación del sistema sanitario del Archipiélago. En base a sus palabras, la sanidad pública “ha sido utilizada como moneda de cambio para favorecer los intereses de la privada”.De hecho, en la actualidad, se ve obligada a lidiar con dos problemas fundamentales: la falta de recursos y una gestión inadecuada. “Se ha reducido la inversión y esto ha ido de la mano de una disminución drástica del personal. Hay que tener en cuenta que la plantilla tiene la ratio de asistencia más alta del Estado -en relación con la población que precisa servicios y el número de profesionales- y asumir grandes cargas de trabajo”, valoró.

A juicio de Darias, es la escasez de capital el principal factor que condiciona la falta de recursos materiales e infraestructuras sanitarias. “Una de las promesas electorales que hizo el Gobierno que está al mando hablaba de reducir al mínimo posible los conciertos con la privada. Sin embargo, esto no lo hemos visto y esperamos que quede reflejado en la publicación de los presupuestos generales para la comunidad autónoma”, indicó Darias.

Asimismo, lamentó que, hasta el momento, la sanidad pública no se haya visto potenciada con una inyección económica suficiente como para asumir el 30% de los procedimientos quirúrgicos que concentra la privada y la concertada. “El Ejecutivo autonómico no ha hecho un cambio en la hoja de ruta en relación con la sanidad privada, pues se le sigue asignando el 10% de los presupuestos generales”, enfatizó Darias.

Y es que, en base a su criterio, reducir la cuantía económica que va destinada a la privada para centrar esta inversión en la pública permitiría el funcionamiento del 100% de su capacidad, las 24 horas de la jornada y los 365 días del año. “No hay que olvidar que la pública dispone los recursos más óptimos y del personal mejor formado. Nos están limitando nuestro servicio y se está haciendo visible en el colapso de los servicios de urgencias y en unas ingentes listas de espera”, afirmó. Para después agregar que, “solo la voluntad política podrá cambiar esta situación”.

Cabe recordar que Intersindical Canaria presentó una demanda en 2017 contra el modelo de concertación. El texto recoge que los convenios se han ido renovando año tras año sin estar sujetos a ningún tipo de control. “La denuncia ha sido aceptada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y estamos a la espera de que exista un fallo favorable a limitar al mínimo estos conciertos”, informó la coordinadora de la Federación.

Como dato llamativo, acentuó que el pasado mes de febrero el Tribunal reclamó al Servicio Canario de la Salud (SCS) la documentación necesaria para poder continuar con el proceso. Una acción que se encargó de completar el nuevo Gobierno en octubre. “Cada día que pasara sin aportar la información que se estaba requiriendo contemplaba una multa de 300 euros. Esto nos da una idea de la falta de preocupación que existe tanto en el manejo del dinero público, como en resolver el conflicto de los conciertos”, apostilló.


Siguiendo esta línea, la integrante de la asociación sindical hizo referencia también a un estudio realizado por la Federación de Asociaciones por la Defensa de la Sanidad Pública, y que guarda relación con la calidad del servicio sanitario. “Canarias es una de las regiones más perjudicadas y está a la cola del resto de comunidades autónomas”, sostuvo la coordinadora.

A esto cabe sumarle que las Islas concentran las mayores cifras de enfermos cardiovasculares, obesos mórbidos y diabéticos. Estos últimos lideran también las demandas de tratamientos de diálisis. “Estas patologías podrían evitarse mediante la promoción de hábitos de vida saludables”, defendió Darias. “Se ha recortado en Atención Primaria”, prosiguió, “y en muchos casos se atiende a la población cuando las enfermedades ya están muy avanzadas, a pesar de los grandes esfuerzos que realizan los profesionales para que esto no suceda”.

OPE

Sobre la mesa también el conflicto de la Oferta Pública de Empleo (OPE) y las consecuencias que tiene para la plantilla sanitaria. En este sentido, Cathy Darias se mostró contundente al asegurar que la situación de interinidad de muchos profesionales es uno de los conflictos más preocupantes para el sistema público sanitario. “La mayor parte del personal del SCS lleva casi dos décadas sin poder ver garantizado su puesto de trabajo. Este hecho guarda una relación muy estrecha con los requisitos que contemplan las ofertas públicas”, anotó.

Y es que la inestabilidad laboral ha provocado la “descapitalización” de los conocimientos de los aspirantes a una vacante, pues la OPE no prevé “la adaptación de sus bases genéricas y específicas” a los profesionales que llevan años afectados por la inestabilidad laboral.

“La Consejería de Sanidad tiene que poner una solución ya este asunto y tener en consideración la excepcionalidad en la que se encuentra envuelto el SCS, en materia de temporalidad abusiva”, dijo. Por esta razón, no dudó en abogar por una convocatoria que permita la estabilidad laboral, a través del concurso de méritos.

Pero esto no es todo, pues las infraestructuras que se encuentran inutilizadas es otra de las materias que inquieta a la agrupación sindical. Por eso, cree que es “indispensable” hacer uso del Edificio de Ciencias de la Salud -también conocido como Colegio Universitario de Las Palmas (CULP)-, que se encuentra vinculado al Hospital Insular de la capital grancanaria, con el fin de ampliar el Servicio de Urgencias.

“El colapso de Urgencias es un mal común en las Islas. En el caso concreto de Gran Canaria, ya se hace necesario poder utilizar este espacio para evitar la saturación de la Unidad y ofrecer una mejor atención a la población”, argumentó la coordinadora.

Por último, hizo referencia al Hospital Juan Carlos I, cuya reactivación fue anunciada el pasado año por la Consejería de Sanidad y aún no se ha hecho efectiva. “Hay que habilitar los quirófanos que prometieron para conseguir reducir las listas de espera. La situación ya es insostenible”, sentenció Darias.