Sin rodeos

ESto es una prueba del modulo sin rodeos

Un gobierno que alienta y promueve la discriminación racial

Tras las iniciales reacciones ante la masiva llegada de migrantes a las costas canarias y el posterior confinamiento en improvisados campamentos, la crisis migratoria que continúa sufriendo nuestro, también, Archipiélago africano, ha pasado a ocupar un asunto subsidiario en la agenda política e informativa. Los gobiernos español y canario, ambos de la misma significación política (PSOE-Podemos), al igual que la derecha PP-VOX, mantienen su rechazo a acoger en otros territorios del actual estado español o en Europa a estos menesterosos, estigmatizando como “apestadas e indeseables” a los miles de personas que huyen de sus países con el objetivo de dignificar su existencia. Pero también desde su perspectiva colonialista, persisten en convertir, sine die, a nuestro Archipiélago en su cárcel de ultramar para desplazados, impidiendo un reparto en suelo europeo que, además, desde una perspectiva humanitaria, mejoraría considerablemente las actuales condiciones de hacinamiento en los denigrantes guetos gubernamentales habilitados en el País canario. Con tal proceder, el gobierno de Pedro Sánchez, con la cobarde anuencia del ejecutivo canario, mientras claman hipócritamente contra la insolidaridad y la xenofobia, de tal forma, promueve peligrosamente el rechazo social a los migrantes. En tal contexto, urge también una respuesta del Gobierno sobre el hecho de que haya declarado “materia reservada” el número de migrantes afectados por la actual pandemia de la covid 19.

La oculta desnudez social

Con el agravamiento de las endémicas penurias que ya recaían en sus diferentes niveles sobre los trabajadores y desempleados canarios, multiplicadas ahora por la crisis de la actual Pandemia, se redobla también el número de personas sin acceso a las prestaciones sociales de subsistencia, sobre todo aquellas cuya responsabilidad recae sobre el gobierno canario y su metafórica Consejería de “Asuntos Sociales”. Así 7.562 familias aún esperan para que sea atendida la tramitación de dependencia, de las cuales diez mueren diariamente sin haber sido atendida su solicitud para la subsistencia; más de la mitad de solicitantes del Ingreso mínimo vital se encuentran aún a la espera de su tramitación; se desconoce la aplicación de las ayudas al alquiler de emergencia, y otro tanto ocurre con el pago del bono social eléctrico. Directamente proporcional es el número de las nuevas personas adscritas al gremio de la pobreza y que recurren en estos días a los bancos de alimentos en el conjunto de la nación canaria. Un trágico y encubierto panorama mientras los ejecutivos progres de Canarias y España se desgañitan para priorizar sus esfuerzos en el objetivo de que la avariciosa clase empresarial no vea reducidos sus dividendos. El anunciado jardín de flores gubernamental, convertido ahora en campo de espinosos zarzales por el que deambula la mayoría social de nuestro archipiélago.

Gobierno de incapaces e interinos

No creemos que la provisionalidad sea la opción más recomendable para un gobierno sobre el que recaen responsabilidades tan trascendentales como la salud, la educación, o la cultura de más de dos millones de habitantes. Tampoco entendemos cómo tan significadas materias de gobierno y otras más sobrevenidas por dimisión de los iniciales titulares, recaigan sobre las personas que ya tenían asignadas materias como la Emergencia Climática, o la Justicia

El Gobierno del más de lo mismo

Bien haría el cuarteto que integra el actual Gobierno canario (PSOE, Podemos, NC y AG) en revisar integralmente su desafinada y repetida partitura del Pacto para la Recuperación de Canarias. Las bases de ese pretendido pacto social con el que el ejecutivo pretende sumar a los cómplices necesarios para un viaje a ninguna parte, olvida lo básico

Los cómplices del virus

El vuelo desde Madrid con destino a Canarias, en el que una aeronave en periodo de confinamiento ocupaba casi al completo sus asientos y a un distanciamiento de unos pocos centímetros entre los pasajeros, no puede ser cerrado por las autoridades españolas y canarias como una simple anécdota