Captura de Añaterve

Dando continuidad a sus execrables métodos de conquista y colonización, los españoles apresan a Añaterve, hijo de Axerax, mencey de Güimar, y es regalado como atracción circense a los Reyes Católicos. El aborigen canario murió en Padua solo dos años después.