Cae el líder guanche Tanausú y concluye la conquista de La Palma

Acaba la conquista de la isla de La Palma y se funda la capital de la isla después de siete meses de guerra con varios intentos fallidos de los conquistadores españoles para acceder al cantón de Aceró (Caldera de Taburiente) bajo control del líder guanche Tanausú. El sanguinario Alonso Fernández de Lugo, finalmente consigue apresarle mediante el engaño de citarle para pactar la paz. Tras hacerle prisionero, encadenado, le conduce en una galera a España como esclavo,  muriendo en el trayecto al negarse a consumir alimento alguno.