Ante la crisis climática, es hora que el Gobierno canario pase de las palabras a los hechos

300919 cambio climatico

Tras la jornada de movilización del 27 S. impulsada por la Movimiento Canario por la Emergencia Climática Canaria y la jornada de huelga convocada por Intersindical Canaria que tuvo un importante seguimiento en el sector público y de incidencia irregular en el ámbito privado, el Gobierno canario está obligado a pasar de las declaraciones institucionales a ejecutar medidas efectivas frente al cambio climático. 

 Lamentablemente, el compromiso electoral de los grupos que integran el gobierno en el sentido de derogar la Ley del Suelo y de las Isla Verdes, además de extremar la protección de los espacios naturales, ha caído en el olvido del denominado “pacto progresista”, percibiéndose que el nuevo ejecutivo presidido por Torres va a mantener en Canarias  la misma  política de “tierra quemada” practicada por sus antecesores.

 Por otra parte, las conclusiones de la Cumbre del Clima celebrada en días pasados, debe ser considerada como manifiestamente insuficientes. Hay que resaltar que el compromiso anunciado por Pedro Sánchez sobre la aportación del Estado español de 150 millones de euros en los próximos 4 años destinados al Fondo Verde, cuenta con un precedente de incumplimiento, al haber hecho efectivo solo el 1% del fondo de 120 millones de euros a los que ya se comprometió el gobierno en el año 2014. 

Ante ello, el conjunto de la ciudadanía va a tener que mantener la presión y convertir el 27 de septiembre en el punto de partida de una campaña mantenida y contra reloj de movilizaciones para revertir la preocupante degradación del medio que acusa Canarias, evidenciado en la contaminación marítima, el desgaste de los acuíferos, la desertización, sequía extrema y el creciente número de especies naturales en peligro de extinción en un contexto de calentamiento que amenaza con la repetición de nuevos y  explosivos incendios forestales.  De tal forma, la declaración de Estado de Emergencia anunciada por el Gobierno, es muy posible que sólo quede  en un acto de letal hipocresía que la sociedad canaria no puede ignorar.

 Por ello, Intersindical Canaria, continuará desarrollando iniciativas ante la crisis climática a las que invitará a sumarse al conjunto del movimiento sindical del País canario.