Acción frente a la ola de destrucción del patrimonio natural y cultural canario

RESOLUCIÓN DEL VIII CONGRESO CONFEDERAL NACIONAL

Canarias, está definida como territorio extremadamente sensible a los efectos del cambio climático. Ya sea por el incremento de la temperatura de los océanos o la atmósfera, no debemos pasar página cuando se habla de la detección de los mayores niveles de contaminación en Izaña desde que hay registros históricos, del adelgazamiento del mar de nubes, de la elevación del nivel del mar, de tener amenazada hasta un 80% de la biodiversidad marina y terrestre, de que un 75% del suelo esté en fase de desertificación. Son ilustrativos datos como que la lluvia ácida proveniente del área metropolitana de Tenerife, cae sobre el Garajonay, en La Gomera; que cada vez sean más frecuentes las olas de calor con episodios de calima y los incendios forestales; que del suelo apto para cultivo solo se dedica a labores agrícolas un 15% por el desmantelamiento de un sector primario que carece de incentivos para una producción sostenible, respetuosa con los ecosistemas y que fomente un consumo de proximidad, que los vertidos incontrolados y la casi total ausencia de depuración de aguas residuales están matando nuestro medio.  

También la nefasta gestión de los residuos y sobre todo la permanencia de un modelo energético de tierra quemada, carente de políticas adecuadas de movilidad, y un presunto desarrollo basado en el piche y cemento para albergar al monocultivo del turismo de masas que, desde hace treinta años pide a gritos una transición hacia las energías limpias y una Ley de Residencia sin que nadie haya hecho nada. Y es que, sobre un territorio frágil, más de dos millones de habitantes y más de 15 millones de turistas, han sembrado la huella de la destrucción sobre un patrimonio natural y cultural, únicos en el mundo, y en esta situación de pandemia, han quedado en evidencia como ejemplo de modelo a no seguir.  

El VIII Congreso de la Confederación Intersindical Canaria, insta a todos los órganos federales y confederales, así como al conjunto de sus afiliados a promover e impulsar la defensa del medio ambiente y la biodiversidad local, así como la decidida lucha contra el cambio climático.  

                                                            Canarias, 30 de enero de 2021