4 de marzo de 1962

Publicado el Por Intersindical
Antonio Avedano

 

“Canarias Libre” y la Unión Deportiva suscitan revueltas en Las Palmas

En un caldo de cultivo de alta conflictividad laboral y social, un gol asignado injustamente al Córdoba que sentenciaba un empate con la Unión Deportiva Las Palmas, desencadenó gravísimos incidentes y enfrentamientos entre aficionados y la policía que derivó en una batalla campal con apedreamientos de cristaleras y el vehículo oficial del entonces Gobernador Civil, Antonio Avendaño Porrúa. Días después, el 25 de marzo, coincidiendo con otro partido de la Unión Deportiva, y aún con la temperatura social elevada, los incidentes se repitieron al haber aparecido en el interior del estadio pintadas con la leyenda de “Canarias Libre” que de inmediato fueron mandadas a borrar a los bomberos. Además, firmado por el mismo colectivo político, se produce en la ciudad el lanzamiento masivo de un gran número de octavillas llamando a luchar por la independencia de Canarias para vencer al hambre y al colonialismo español. Los dirigentes de Canarias Libre”, fueron entonces detenidos y procesados, siendo acusados de ser los incitadores de las revueltas producidas.   

Deja una respuesta