Loli Perezcoralia2Las representantes de Intersindical, Loli Pérez, Coralia Lobato y Cati Darias, se dirigen a los manifestantes en los actos de Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife, respectivamente.

Al llamamiento realizado por el movimiento Marea Blanca en el que junto a otros colectivos sociales se encuentra también Intersindical Canaria, el 19 de mayo se convirtió en una jornada reivindicativa de defensa de la sanidad pública canaria y de oposición a las privatizaciones. Una reacción popular que se produce ante la preocupante y peligrosa deriva antisocial del actual gobierno de Coalición Canaria. El hurto de recursos económicos públicos para dirigirlos a la sanidad privada, la obscena campaña de maquillaje de las deficiencias del sistema de Salud del archipiélago, y la compra del silencio de las organizaciones sindicales mayoritarias y colegios profesionales, son las tres patas sobre las que el gobierno Clavijo gestionan actualmente la sanidad pública. Las interminables listas de espera con el correspondiente agravamiento de las enfermedades, la inexistente prevención, la esclavización de los trabajadores, y el fracaso asistencial ante la carencia de medios humanos y asistenciales, principalmente camas, conforman la radiografía de nuestro servicio público fundamental.

Tenerife, Gran Canaria Lanzarote y Fuerteventura, coordinadamente, fueron el escenario de la exigencia de la dignificación de la sanidad con la presencia en las calles de miles de personas que demandaron un golpe de timón a la actual gestión de sistema y con la dimisión del “caballo de Troya” de la sanidad privada, el Consejero Baltar.