ReneRené Behoteguy Chávez

Pase lo que pase de ahora en adelante, el legado de Hugo Chávez  y la Revolución Bolivariana es fundamental para la historia no solamente de Latinoamérica sino del mundo. Porque cuando en 1999 se da el primer triunfo electoral de Chávez y este se convierte, al margen del resistente pueblo cubano, en el primer gobierno antineoliberal y antiimperialista de Latinoamérica posterior a la caída del muro de Berlin, hace, en los hechos, trizas el paradigma planteado por el filósofo Francis Fukuyama e implantado en el mundo entero a partir del llamado “consenso de Washington” de que la historia había acabado y que no era siquiera imaginable un destino distinto al predominio de la economía capitalista de libre mercado, combinada con una simulacro de democracia liberal puramente representativa controlada también desde los mercados. A partir de allí, la primera década del siglo XXI va a estar signada en América Latina por la emergencia de movimientos sociales y gobiernos de izquierda y que además de cambios sociales a favor de las mayorías sociales van a generar un proceso de integración regional inédito y que va a abrir una importante brecha al control histórico del imperialismo norteamericano sobre los países latinoamericanos.

Los últimos años, en cambio, estamos asistiendo a un evidente reflujo de los movimientos progresistas en parte, y habrá que reconocerlo, producto de su propias inconsistencias y contradicciones, pero fundamentalmente merced a una avanzada de agresiones económicas y políticas combinadas por los sectores oligárquicos de los respectivos países pero, apoyada y coordinada claramente por la administración norteamericana. En este sentido, la batalla que se libra en estos días en las calles de Caracas es fundamental para dilucidar el futuro de los procesos continentales y no puede dejar indiferente a nadie.

Desde mi perspectiva personal, no se pueden negar las enormes deficiencias del proceso venezolano y en particular del gobierno de Nicolás Maduro. Porque si bien,  y eso está suficientemente contrastado, la causa fundamental de la escasez de productos básicos y medicinas, es resultado de una inclemente guerra económica que intenta desestabilizar al gobierno, no es menos cierto que es lógico y previsible que la derecha venezolana y los Estados Unidos comploten contra la revolución bolivariana y que esto no justifica la falta de iniciativa del gobierno de Maduro, tanto a corto plazo en arrebatarle a las clases oligárquicas el control sobre la importación y distribución de alimentos como, en un plazo mayor, sustituir las importaciones y transformar la naturaleza rentista y monoproductora de petróleo de la economía venezolana, que además la hace mucho más vulnerable a la manipulación, de mercados que no controla. En este sentido, cada vez queda más claro que no es factible mantenerse en una resistencia pasiva a los embates de la derecha y que la revolución, o se profundiza en un sentido anticapitalista y de arrebatar el control económico a las élites oligárquicas, o estas, tarde o temprano acabarán derrotando por desgate al gobierno bolivariano. Espero que la Constituyente lejos de ser una huida hacia adelante, marque camino en esa dirección.

De hecho, la derrota electoral sufrida por el gobierno bolivariano en las elecciones parlamentarias de 2015 es una prueba de ese desgaste, porque el contundente triunfo de la derecha no se debió a que haya aumentado sustancialmente su caudal electoral sino, a la abstención de amplios sectores populares cercanos al chavismo que, decepcionados, cansados y en señal de protestase se quedaron en casa. En ese momento la oposición nucleada en la MUD parecía tener claro que, tarde o temprano el desabastecimiento y la crisis económica agravada por una caída importante del precio del petróleo que en ese momento se situaba en los 37 dólares el barril (tres veces menos que en los mejores momentos del proceso bolivariano), con un trabajo previo de desgaste desde la Asamblea Nacional mayoritariamente opositora, harían  que las siguientes elecciones sean el entierro del gobierno de Maduro. La pregunta obvia es, por que ante este escenario la oposición se ha lanzado recientemente a esta agresiva campaña desestabilizadora en la que, al parecer tanto ellos como sus aliados desde los medios de comunicación del poder capitalista, parecen estar poniendo toda la carne en el asador para, cueste lo que cueste incluida la sangre de decenas de personas, derrocar por la vía de la fuerza al gobierno de Maduro o llevar la situación a un extremo tal que justifique una intervención extranjera.

La razón es simple en realidad y, como todo lo que tiene que ver con Venezuela, tiene el petróleo como telón de fondo y es que, a día de hoy el precio del barril de petróleo merced a un acuerdo de la OPEP, tiende a un alza no espectacular pero si, sostenida en el tiempo y se sitúa ya en los 52 dólares. Esta subida, permite un respiro al gobierno y da la posibilidad de estabilizar en alguna medida la situación económica, lo cual permitiría mejorar el abastecimiento y ampliar  políticas sociales recuperando así a los sectores descontentos del chavismo, aquellos que se abstuvieron en 2015 pero que jamás apoyarían a la MUD.

Esto ha sido leído por la administración norteamericana con claridad, y se han percatado que, el triunfo de la derecha en las próximas elecciones ya no es tan seguro como pensaban, así que, han decidido lanzarse en una furiosa ofensiva que es, en los hechos un violento intento de golpe de estado que, al contrario de ser causado por la crisis y desabastecimiento como aducen los medios de comunicación en el estado español, busca perpetuarlos y evitar que la situación económica se estabilice porque entienden que esto favorecería a Maduro.  Lo que deja claro es que, tanto a la oposición derechista como a los Estados Unidos, lo último que les interesa es la vida cotidiana del pueblo venezolano y que lo que persiguen con estas protestas es fundamentalmente, recuperar control sobre un país que posee en la Franja del Orinoco, las mayores reservas de crudo del planeta y que, por otra parte es fundamental para articular procesos de integración antiimperialistas en la región. Por eso mientras los líderes sociales muertos cada semana en la hermana Colombia supuestamente en paz, no salen jamás en ningún telediario, tenemos la propaganda antibolivariana irradiada por los medios en el desayuno, el almuerzo y la cena todos y cada uno de los últimos días.

En este escenario, aún con críticas serias a la conducción del gobierno de Nicolás Maduro, aún con dudas sobre el horizonte  que plantea el proceso constituyente, como latinoamericano y como persona de vocación antiimperialista me parece que sería éticamente reprobable no tomar partido y posición claramente.

Porque ante una oposición violenta que no tiene reparos en quemar gente en las calles y que en el fondo, pretende una regresión al neoliberalismo al estilo de Macri o Temer, además de entregarle los recursos naturales y posiciones estratégicas a Estados Unidos y en contra un gobierno que aún con sus errores y deficiencias es no solamente legal y legítimo sino representante de las clases populares en rebeldía que levantaron y levantan las banderas de la esperanza en un futuro distinto, me queda claro con quien hay que estar. Porque además y, probablemente esto sea lo más importante,  basta ver que mientras las barricadas opositoras se levantan en los barrios ricos y de de clase media alta, son los barrios populares y obreros los que salen en defensa del sueño bolivariano; esto permite vislumbrar que en la batalla de las calles de Caracas se juega un episodio más de la lucha de clases y allí sí que se me quitan las dudas, yo me pongo del lado de los obreros, los campesinos, los indígenas, en fin  los eternamente excluidos,  los pobres de la tierra con los que junto a Jose Martí “quiero yo mi suerte echar”. Yo tomo partido por la revolución bolivariana, partido hasta mancharme.   

2015111522344088026 copiaChema Tante

La Ley Hipotecaria actualmente en vigor vulnera claramente, cruelmente, los derechos de las personas deudoras y las coloca inermes a merced de la codicia de la banca. Esto se viene denunciando por las organizaciones ciudadanas y ha tenido que ser el Tribunal Europeo de Justicia quien obligue al gobierno de este estado de derecha neoliberal que sufrimos, a reformar esa ley. Sin embargo, a cientos de miles de familias se les ha despojado de sus viviendas y de sus bienes, arrojando a muchas de ellas a la indigencia y a otros miles de personas, jamás se sabrá cuántas, al suicidio.

La estafa bancaria perpetrada "legalmente" al soco de esa ley infecta, ha supuesto centenares de miles de millones de euros de beneficios sanguinarios a una banca protegida por los favores de unos gobiernos insensibles. Unos favores que han permitido sorprender la buena fe y la necesidad de mucha gente que ha caído en la trampa. Y no de manera ignorante, sino obligadas por la necesidad.

Ahora, como digo, la ley europea impone la redacción de una nueva ley que organice la concesión de préstamos hipotecarios. Pero, a la vista de lo que se viene sabiendo de la nueva redacción de esa ley, los intereses de la banca siguen estando en el primer lugar de la atención. Se demuestra una vez más la conexión directa de Patricia Botín, Goirigolzarri, Paco González y compañía, con el poder político. Es que las deudas obligan mucho.

Lo más grave: se siguen tolerando las aberrantes condiciones abusivas, como las cláusulas suelo, o las asociadas, aunque se diga que éstas quedan prohibidas.

Las cláusulas suelo se van a permitir, siempre que el notario o la notaria "certifique que la parte que recibe el préstamo entiende tal condición". No me hagan reir. Para empezar, no será la primera vez que en las notarías se vela celosamente por los intereses de la parte poderosa de la contratación, dejando que se chingue la otra parte. La misma experiencia con estas cláusulas suelo, que eran abusivas a simple vista, sin necesidad de que un alto tribunal lo dictaminara, confirma que en las firmas de las escrituras, la parte deudora firmaba sin saber lo que firmaba, sin que al notario o a la notaria le importara un pimiento, con lo que esta gente ha faltado recurrentemente a su deber de advertir a la gente sin conocimientos legales lo que firmaba. Afirmo que la actuación de las notarías, en general, no permite abrigar mucha confianza.

Pero es que, además, en las oposiciones a notarías no se exige el poder del conocimiento de la mente humana. No hay más manera de saber que alguien entiende algo, que desde la propia afirmación. Y el notario o la notaria no puede discernir si las personas son sinceras, cuando dicen que "entienden algo". Y no es, simplemente, una cuestión de entender, sino de aceptar, obligado por la necesidad. Aunque "lo entienda" o "no lo entienda", cuando a una persona se le ofrece la posibilidad de disfrutar el derecho constitucional a la vivienda que el sistema político, tan celoso de defender la constitución en otos ámbitos, no es capaz de concederle, esa persona firma lo que sea. Esa persona vende su vida, para tener un techo digno para sí y para su prole. Esa persona aceptará cualquier condición, aunque sea asumiendo que se compromete a pagar intereses por el dinero prestado, cuando el banco no los está pagando, porque el mercado ha bajado los tipos. O accederá, para que el banco le apruebe el préstamo, a tomar los seguros o cualquier producto a que le conminen. Y eso no hay notaría que lo impida. Y la banca se aprovechará, como ha venido haciendo, de la debilidad de la gente.

Y eso es lo que ocurrirá, si esta ley hipotecaria nueva se promulga en estas condiciones que se anuncian. Se supone que la ley debe anticiparse a proteger del abuso de una parte sobre la otra, por mucho que esta otra parte "entienda" el atropello a sus derechos que se le está haciendo. Si los intereses en un momento dado están a un determinado nivel, no hay justicia ni sentido de la lógica que pueda permitir a la banca cobrar lo que ella no está pagando. Y si no es lógico ni lícito que los préstamos se condicionen a la compra de otros productos, habrá que prohibir la contratación asociada. En realidad, lo que habría que hacer es vetar que la banca se dedique a otros negocios distintos de la intermediación financiera, que es su única función. ¿Qué hace Patricia Botín vendiendo seguros?

Y, para disimular esta injusticia en favor de la banca, la ley contempla un ablandamiento en los requerimientos de la ejecución de la hipoteca. Unos requerimientos que a la banca no le suponen ningún problema. Cuando alguien tiene problemas para pagar una hipoteca, en la mayoría de los casos, lo que necesita no es tiempo, sino una mejora de su situación financiera. Si esta mejora no se produce, tarde o temprano, sobre la persona morosa caerá el peso de la injusta ley. Y la banca, tan tranquila. Porque a la banca, no solamente no le sobra el tiempo, sino que ese tiempo juega a su favor, porque engorda los intereses de mora que se van generando. Y, en cuanto a la liquidez, tampoco tiene agobio la banca, gracias al trato condescendiente que le dan las autoridades de este estado neoliberal, que pone su disposición los recursos que haga falta.

No solamente la ley hipotecaria, sino todas las políticas del estado deben tender a que toda la población ejerza su derecho constitucional a la vivienda. En lugar de sostener a una banca codiciosa, corrupta, cuyos accionistas se enriquecen a pesar de una gestión horripilante, el estado debe dedicar su esfuerzo inversor a las viviendas, empezando por exigir la restitución inmediata de la pila de millones, más intereses que se sepultaron en esa banca incompetente y condonando con esos fondos la deuda hipotecaria.

Y todo esto, en fin, se llama banca pública. Una banca pública que no se ensañe con la gente deudora, sino que proteja sus derechos. Porque el negocio bancario, en manos privadas, cae automáticamente en la más abyecta piratería.

www.lacasademitia.es/

Alvaro Martin Corujo copiaÁlvaro Martín Corujo

El origen de nuestro Colectivo de maestros-as podemos situarlo en la joven autonomía en torno al año 1983, cuando desde la Consejería del Sr. Balbuena se inició un programa de Educación Compensatoria en las zonas rurales o de difícil desempeño.

Ya en torno a este año e independientemente de este programa que luego vino a reforzar esta tendencia, en nuestra isla existían dos núcleos en donde dos grupos de maestros y maestras comenzaron a reunirse una o más veces al mes para intentar superar el aislamiento y compartir experiencias y contenidos curriculares.

Esos dos núcleos fueron el municipio de Garafía y el de Villa de Mazo.

Con el paso del tiempo estas reuniones fueron haciéndose marca propia y seña de identidad de nuestro Colectivo en la zona este de la isla, abarcando los municipios de Fuencaliente de la Palma, Villa de Mazo, Breña Alta, Breña Baja, S/C de la Palma, Puntallana, San Andrés y Sauces, Barlovento y Garafía.

En el año 1994 nuestro Colectivo se constituye en asociación, legalmente inscrita en el registro correspondiente, para solicitar una subvención a la Consejería de industria para organizar unas jornadas de artesanía a las que llamamos Tallarte 1994.

A partir de ahí comenzamos y continuamos nuestras reuniones mensuales rotando por cada una de las Escuelas Unitarias de la zona este, dando carta de naturaleza a nuestra asociación.

En la actualidad somos 23 escuelas, unos 70 maestros y 450 alumnos aproximadamente.

Los fines de la asociación o de nuestro Colectivo siempre han sido la defensa y potenciación del modelo de Escuela Unitaria en todos los campos posibles y más concretamente en nuestros Estatutos:

Promover la investigación sobre cualquier tema relacionados con los objetivos y campo de actuación del colectivo.
Promover la formación de Equipos de Trabajo para potenciar la investigación y la coordinación.
Defender los intereses de los profesionales de la Educación, en este tipo de Escuela.
Favorecer y potenciar programas y proyectos de actuación en comunidad educativa
Organizar actividades de perfeccionamiento y renovación dentro del campo de la enseñanza en la Escuela Unitaria.
Buscar soluciones a problemas puntuales que surjan en la escuela
Nuestro trabajo se centró en una primera etapa en compartir actividades comunes, teniendo como núcleo o centro de interés anual las celebraciones del Día de la Paz, realizando múltiples jornadas sobre este contenido implicando a todas las escuelas. Como elemento más destacado de esta época, en este aspecto, conseguimos que cada municipio, a propuesta nuestra, declarara un rincón del mismo como rincón por la Paz y en él colocamos una placa de hierro fundido en donde se dice que es un rincón por la paz a propuesta nuestra.

En esta época que podríamos considerar que abarca hasta el año 2005-2007, en el que celebramos el décimo aniversario de las primeras jornadas insulares por la Paz. El curso 2004-2005, organizado por nosotros, una antorcha por la paz, realizada en madera y cobre por un artesano, dio la vuelta por los catorce municipios de la isla durante el mes de enero, “durmiendo” siempre o casi siempre en alguna unitaria.

Fue esta época también la de cuestionamiento del modelo por parte de la Consejería de Educación, con la llegada del Sr. Ruano a la Consejería por criterios exclusivamente economicistas y nuestro colectivo comenzó entonces, junto a otros colectivos de Canarias y al sindicato STEC, la lucha por contrarrestar la puesta en duda de la viabilidad del modelo y de su calidad educativa.

Con el apoyo de las corporaciones locales, ayuntamientos y cabildo, conseguimos en el año 2003 el que se aprobara, por unanimidad de los grupos políticos presentes en el Excmo. Cabildo Insular de La Palma, una moción de apoyo al modelo. Nuestra movilización, la de toda la Comunidad Educativa, con una manifestación de más de 2.000 personas en Santa Cruz de La Palma, en el año 2001, y la moción aludida, fueron los hitos más importantes que forzaron a iniciar un proceso de negociación que desembocó en el fallido Acuerdo Marco de unitarias del año 2007 (otro consejero tuvo sensibilidad, Isaac Godoy) y que se volvió a firmar en el 2014, dimanando del mismo una Resolución. A la espera estamos del desarrollo normativo del Acuerdo que reconozca así las peculiaridades y diferencias de nuestro modelo y la necesidad de tenerlas en cuenta en los procesos de planificación de la Consejería.

Paralelamente estamos en la actualidad, también como resultado de un proceso de años ya, en intentar mejoras organizativas que potencien nuestro modelo, ampliando la temática de las reuniones a aspectos puramente curriculares como la elaboración de proyectos y situaciones de aprendizaje, aparte de desarrollar y unificar la caracterización y características de nuestro modelo intentando que estas características sean uniformes en todas las escuelas que forman nuestro colectivo.

Escuelas de puertas abiertas al medio social, natural y cultural.
Evolución de la metodología de trabajo en grupos multigrado, aprovechando la rica experiencia de ya casi tres generaciones de maestros y maestras.
Unificación de documentos como la PGA y otros como el Proyecto Educativo que necesariamente han de ser común a todas las escuelas.
Estrechas relaciones con el medio: recuperación de tradiciones, salvaguarda de las peculiaridades de cada barrio.
En eso estamos ahora aparte de renovar el diseño de la actividad común del Día de La Paz e iniciar, potenciar y mejorar la organización y contenido de la Romería Escolar por el Día de Canarias de la que realizamos el pasado 29 de mayo de 2017, la catorceava edición.

Algunos proyectos realizados y premios concedidos.

1994: jornadas Insulares de Artesanía “Tallarte 94”.

1995: Primeras Jornadas Insulares por La Paz.

2001: Inicio de la publicación del periódico Escolar “El Mocán”.

2002: Instauración en convenio con ayuntamientos y Cabildo de los 14 rincones por La Paz. Puesta en cada uno de una placa diseñada por nosotros en hierro fundido.

2002: Jornadas Insulares por el gofio por el que recibimos el Premio Piedra de Molino, instaurado por el Consejo Regulador del Gofio Canario.

2005: Primer aniversario de las Primeras Jornadas Insulares por la Paz. Proyecto “Por La Paz”. Recorrido de la antorcha por La Paz por los catorce municipios, dando la vuelta a la isla y durmiendo en una Escuela Unitaria u otro centro educativo y realizándose actividades por la Paz en ese centro a su llegada.

2007: Concesión de la medalla de la isla.

2007: Firma del primer Acuerdo Marco de los Servicios Públicos Educativos en las Escuelas Unitarias de Canarias en el que tuvo un papel destacado nuestro Colectivo.

2010: Inicio del Proyecto “Estructuras por la Paz”.Cada 30 de enero, en S/C de La Palma, se colocan unas estructuras realizadas en cartón, madera, hierro, etc. dedicadas a diferentes motivos según el año (premios Nobel, ONGs, Juguetes por La Paz, países en Guerra, Derechos Humanos, monumentos a La Paz en el mundo). Cada colegio realiza una, se colocan en la calle O’Daly y en torno a ese motivo se desarrollan actividades.

2014: Aprobación en el Parlamento a iniciativa de nuestro Colectivo de la Declaración del día cinco de junio, en coincidencia con el Día del Medio Ambiente, como Día de la Escuela Unitaria en toda la Comunidad Autónoma. Primera celebración del Día de La escuela Unitaria en la Casa Lujan de Puntallana este año.

2014: Firma del segundo Acuerdo Marco de los Servicios Públicos Educativos en las Escuelas Unitarias de Canarias en el que tuvo un papel destacado nuestro Colectivo.

Símbolos del Colectivo: Logo, antorcha de la paz, bandera de la Paz, Placas de la Paz.

S/C de La Palma a 19 de julio de 2017

Docente en Escuelas Unitarias.

Jesus ArveloJesús Arvelo

Recientemente, el Puerto de la Cruz fue escenario de su tradicional fiesta de la “embarcación”, el Día de la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores, actividad tan vinculada a nuestra historia.Se trata de una fiesta viva, como demuestra la gran afluencia de personas año tras año, pero una fiesta en la que se han repetido una serie de sucesos que desentonan con la cultura popular local.

Es algo que ya ha ocurrido en otros pregones, que siempre se comenta, pero que ahí queda. ¿Qué tiene que ver esto con nuestro pueblo? ¿Qué pinta que canten una sevillana? No es que esté en contra de otras manifestaciones culturales, pero estoy seguro de que en muchas celebraciones de Andalucía, las sevillanas encajan mucho mejor, siendo vividas y sentidas por la población local.

Mientras, la gente reaccionaba con indiferencia ante una situación queno representa ni mucho menos el contenido real e importante de la fiesta, prefiriendo muchos hacer el esfuerzo de borrar ese momento “que no ha pasado realmente”.

Ahora, pasados unos días, uno empieza a valorar la responsabilidad de los gestores peperos y de coalición, llegando a entender más el problema de fondo cuando ves cómo caminaban entre el gentío de la mano del telepredicador franquista, nuestra vergüenza internacional, a quien apoyan económicamente por los servicios de campaña prestados.

En el mismo día y a la misma hora, los locutores de Televisión Canaria, la nuestra, después de transmitir en directo la sevillana, se preguntaban, con una vista muy aguda, “¿qué pinta la bandera tricolor de siete estrellas en algunas embarcaciones?”
 

Coordinador General de Alternativa Nacionalista Canaria (ANC)

Francisco Javier Gonzalez 1990Francisco Javier Glez.

Estamos en una sociedad que tiende, cada vez más, a un cierto “pensamiento único” con circunstanciales diferencias de matiz dependiendo del lado de la dicotomía política imperante desde la que se mire. Los medios de comunicación, igual públicos que privados, con toda su parafernalia mediática y tecnológica, son los que establecen lo que es “políticamente correcto” y todo el que no se sujeta a ese imperio ideológico es, de facto, anatematizado como apestado y enemigo social.

En estos días hemos asistido a una especie de beatificación civil de Miguel Ángel Blanco y, a su rebufo, del propio PP, partido del que fue concejal. Políticamente incorrecto se declaró a cualquiera que no siguiera, al pie de la letra y sin apartarse un ápice, el guión trazado por los Rajoy boys con exhibiciones gigantes de la imagen del nuevo santo civil. La alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, cayó en el anatema por pretender que el homenaje a las víctimas del terrorismo se aplicara con mayor amplitud y no se focalizara solo en la persona del edil de Ermua asesinado. Abucheada públicamente y tildada de “amiga del terrorismo” y otras lindezas como “miserable” que, valga como ejemplo, le dedicó el inefable Eduardo Inda en la Sexta Noche del día 15. Se puede, además, usar el reboso de la ola para lanzar dardos al enemigo, como el caballerete Sr. Mayor Oreja que aprovechó para comparar el proceso catalán actual con ETA  o que, desde la cúpula del PP, se insinúe continuamente los lazos de dirigentes de Podemos, no solo con la Venezuela chavista -¡terrible anatema!- sino con la propia ETA. En realidad estas situaciones son solo una muestra externa más de esa manipulación maniquea a la que nos somete el poder en todas sus facetas, político, social, cultural, policial y económico. O estás con el sistema y sus pautas o pasas al grupo de los apestados. La reflexión, el pensamiento libre, es el enemigo a eliminar.

Reflexionemos. Cada uno desde su particular posición. Mis puntos de partida los pongo de antemano. Nunca desde mi militancia política (PTC, PRAIC o FREPIC-AWAÑAK) me he opuesto a las luchas de liberación de los pueblos, incluida su vertiente armada, cuando el poder establecido impide cualquier forma de acceso político democrático a la libertad e independencia. Desde esa óptica aplaudí la creación, allá por 1960, del Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL), con militantes gallegos y portugueses, que pusieron algunas bombas en Madrid, en la sede de Movimiento Nacional,  sin más víctimas que uno de los militantes y por las que Antonio Abad fue detenido y condenado a muerte y ejecutado por la “justicia” franquista. Del DRAL partió la acción más mediática contra las dictaduras ibéricas de Franco y Salazar que fue el secuestro del “Santa María” por un comando al mando de Henrique Galväo. Por lo mismo justifiqué la muerte de Melitón Manzanas, el “Torturador de Irún”, primera víctima mortal de ETA y, por idéntica razón aplaudí el atentado a Carrero Blanco, también a manos de ETA, muerte que, al margen de posiciones hipócritas, abrió la puerta a una salida no fascista a la muerte del dictador Franco, de quién igualmente celebré su muerte, lamentado solo que haya sido en su cama y sin responder de sus crímenes.

De igual forma he de decir que el asesinato de Miguel Ángel Blanco, desarmado e indefenso, a manos de ETA –como otros de idéntica índole como el de Gregorio Ordóñez, Fernando Múgica, José Mª Jáuregui, Ernest Lluch y una larga lista de igual tenor-  me repugnaron tanto como a cualquier otra persona que luchara por la libertad y la dignidad personal y colectiva. Aunque aún está por ver la calidad democrática frente a los independentismos de este gobierno –Catalunya será una buena piedra de toque- no hay razones que puedan justificarlos y creo que ETA, con estos actos irracionales cuando era posible una lucha política, cavó su propia fosa.

Sentada con claridad mi particular posición me planteo en el caso concreto de M.A. Blanco. ¿Pudo Aznar haber impedido el asesinato cediendo a la pretensión de ETA de acercamiento a Euzkadi de sus militantes presos? La rotunda contestación del gabinete fue “el Gobierno no negocia ni cede ante terroristas”, política supuestamente seguida por el gobierno español desde Aznar, cuando Rajoy era Ministro del Interior y Acebes de Justicia, hasta hoy en que Rajoy ocupa la presidencia del Estado.

¿Cómo llamaríamos a los 15 millones de € abonados en Mali a los muyahidines del MUYAO? ¿Y a los pagados a Al Quaeda en el Magreb Islámico por liberar a los miembros de la catalana Acciò Solidària? ¿Y los que se abonaron a Al Shahab de Kenia por rescate de los Médicos Sin Fontera? ¿Y lo que se pago por el secuestro del Mattheos 1 en el Golfo de Guinea? Y…..¿Es necesario seguir?

¿Se podría “negociar con terroristas” en el caso de ETA? Pues parece ser que sí. En mayo de 1999, en la ciudad suiza de Zúrich el gobierno del Sr Aznar  con Rajoy en Interior se sentó a negociar con ETA con el entonces obispo de Bilbao J. M. Uriarte de moderador. En el año transcurrido entre septiembre de 1998 y septiembre de 1999, en apoyo del proceso negociador, el gobierno del PP ordenó el traslado a cárceles de Euzkadi o cercanías de 130 presos etarras -recuerdo las navidades de 98 cuando salieron los de Canarias que, hasta ese momento, eran atendidos por abogados del FREPIC- y, en las mismas fechas, se autorizó el regreso al Estado Español de 304 exiliados relacionados con ETA y se excarcelaron 311 presos condenados judicialmente, entre ellos 64 condenados por asesinatos múltiples, alguno hasta por 300 años de cárcel.

El 3 de noviembre de 1998, José Mª Aznar, presidente español, declaraba: El Gobierno y yo personalmente he autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación”, al tiempo que su ministro del interior, Sr. Rajoy, decía que  “Los contactos los llevaremos directamente y sin intermediación". Las negociaciones, lastimosamente,  no fructificaron y la sangre de inocentes siguió corriendo, pero, como si fuera una respuesta anticipada a la pregunta de ¿se pudo impedir negociando el asesinato de Miguel Ángel Blanco? el propio Aznar declaraba –refiriéndose a la política de acercamiento de presos-  el 10 de septiembre del 99 que:  "El Gobierno, cuando toma decisiones,hace política, no hace gestos y quien interprete en clave de gesto no va por buen camino, si lo ven en clave de una política de fondo pueden acertar más” Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Entre el maremágnum de manipulaciones informativas del caso del homenaje a M. A. Blanco y del maniqueísmo del más barato y ramplón empleado, el presidente español Sr. Rajoy declaraba este sábado 15, ante Nuevas Generaciones peperas en Bilbao que ETA, aparte de su derrota y su falta de sentido, tiene que “asumir el daño causado, pedir perdón a las víctimas y desaparecer",  subrayando que la memoria de las víctimas del terrorismo es la memoria de la dignidad, de la justicia y de la democracia, por lo que debemos defenderla y reivindicarla".

Desde mi posición, y sin que sirva de precedente, hago total y absolutamente mías, en toda su extensión las palabras del presidente español. Es más, exijo que sea consecuente con ellas y que el Gobierno Español asuma el daño causado y pida perdón a las víctimas de su terrorismo de estado. No solo casos como los 66 muertos asesinados por los aparatos parapoliciales del Estado como la triple A (Alianza Apóstólica Anticomunista), el Batallón Vasco Español o la Acción Nacional Española, sino los directamente atribuibles a las fuerzas policiales como el caso de Santi Brouard o los de Lasa y Zabala o los del “suicidado” estudiante madrileño Enrique Ruano o los ametrallamientos de obreros en Vitoria ordenados por Fraga Iribarne y Martín Villa…...

Eso deben exigírselo a Rajoy y su gobierno los españoles que los han sufrido en su tierra. Aquí, en la colonia africana de Canarias, después del asesinato oficial de “El Corredera” tenemos los asesinatos policiales de Antonio González Ramos, Bartolomé García Lorenzo y Javier Fernández Quesada, todos con victimarios conocidos que, incluso, han medrado en sus puestos, o por el atentado a Antonio Cubillo con, otra vez, Martín Villa –el que concedió la medalla al Mérito Policial al sádico criminal Billy el Niño- como protagonista. A eso hay que sumarles los más de CINCO MIL asesinados por el fascismo español en una orgía sangrienta que desató aquel enano moral que era Franco tal día como hoy hace 81 años. Muchos de los cuerpos de esos compatriotas siguen insepultos en la Mar Fea, Sima Jinamar, El Paso, Arucas, Las Cañadas, Jagua…y por las cunetas y fosas comunes de esta Canarias nuestra.

¿Nos pedirá el Sr. Rajoy y su gobierno perdón por ello? Recalco sus palabras la memoria de las víctimas del terrorismo es la memoria de la dignidad, de la justicia y de la democracia, por lo que debemos defenderla y reivindicarla". Eso, en este caso, sería POLÍTICAMENTE INCORRECTO según los cánones de la derecha hispana.

Nosotros procuraremos recordarlos y honrarlos

Jorge Dorta 2Jorge Dorta

Manel, un concursante del programa "First Dates" ha levantado polémica en las redes con sus declaraciones "He ido a África, pero solo a las Islas Canarias". Muchos canarios se han sentido ofendido, pero debemos preguntarnos si realmente tienen razones para ofenderse por dicho comentario.

Primero, geográficamente Canarias es Africa, eso nadie con un mínimo conocimiento de geografía debería ponerlo en duda. Podemos discutir si somos políticamente, socialmente, económicamente o culturalmente africanos, pero lo que no podemos discutir es que geográficamente lo somos.

Canarias y el continente africano

Podemos argumentar que nuestro sistema sistema político es europeo, basado en la democracia griega, defensora de nuestros derechos políticos como cualquier ciudadano europeo y que nada tiene que ver con las falsas "democracias" africanas.

La realidad es que Carlos Fernández Esquer, de la Universidad Autónoma de Madrid, realizó un estudio titulado El extravagante sistema electoral canario. Comparó 65 sistemas democráticos de todo el mundo y el sistema electoral canario tuvo el dudoso honor de ser el peor de todos junto con el de Tanzania.

Nuestro sistema electoral es uno de los peores del mundo. Es atípico, sesgado, desigualitario y produce un menoscabo del pluralismo político. Está diseñado de tal forma que desincentiva la creación de nuevos partidos políticos y mantiene a los electores cautivos del llamado "voto útil". El 33% de los escaños del parlamento esta mal repartido, es decir uno de cada tres escaños es ilegitimo. Es un sistema que no pasa los mínimos requisitos de higiene democrática.

Por tanto nuestro sistema electoral nos acerca más a Tanzania que a las llamadas democracias occidentales. De hecho nuestro sistema electoral es peor que la mayoría de los sistemas electorales africanos.

Podemos argumentar también que somos ciudadanos de la Unión Europea, y sería cierto, lo mismo que los polinesios de Tahiti y los departamentos franceses en el pacifico, lo mismo que los negros e indios de la Guayana francesa, que los malagasi e hindues de la isla de Reunión en el Pacifico, o que los mestizos caribeños de la Martinica, Guadalupe o las Islas Cayman.... y no creo que a ninguno de ellos se les ocurriera llamarse europeos, de la misma forma que a un Hawaiiano no se denominaría americano sino polinesio, por mucho que Hawaii pertenezca a los Estados Unidos.

También podemos argumentar que culturalmente somos europeos. Yo sinceramente lo dudo. He vivido 12 años emigrado en diferentes partes de Europa y los valores, la mentalidad y la concepción del ciudadano y del individuo en países como Alemania, Inglaterra, Holanda, Suiza, los países nórdicos o Francia poco tienen que ver con la mentalidad española y mucho menos con la mentalidad canaria.

Canarias tiene un fondo cultural norteafricano y amazig (bereber) del que la mayoría de los canarios ni siquiera son conscientes.  La herencia norteafricana es palpable y evidente para el que la sabe ver. Es una tremenda herencia cultural y espiritual que despreciamos rechazándonos a nosotros mismos.

Canarias también comparte elementos culturales con el mundo sudamericano, y no creo que pienses que un cubano, un mexicano o un colombiano sean "europeos" ni que el "punto cubano" sea música tradicional alemana.

También podríamos argumentar que en los aspectos sociales somos más europeos que africanos, pero si si me apuras un poco te diría que según los datos e indicadores socioeconómicos como paro o miseria en Canarias, actualmente no estamos tan lejos de los de cualquier economía subdesarrollada del continente vecino. Es más, yo diría que hay muchos países del continente que están desarrollándose mejor que nosotros, e incluso algunos países como Botswana que tienen mayores niveles de gobernanza y menores niveles de corrupción, no ya que Canarias, sino que España. Lo mismo ocurre con países americanos como Costa Rica, Chile o Uruguay.

Finalmente podemos argumentar que nuestra economía no es africana, que es una economía abierta y moderna, pero en realidad lo único abierto son los aeropuertos para que vengan turistas, todo lo demás está cerrado. Canarias es quizás una de las economías más cerradas y burocráticas que existen actualmente exceptuando a países como Corea del Norte. Tras ser una economía abierta durante la época de Puertos Francos que empezó en 1852 y duró hasta la primera guerra mundial, Canarias se desarrolló más que nunca. Luego, durante el franquismo, mientras en España primaba la autarquia, en Canarias había de todo.

Finalmente esas libertades se nos han ido quitando con las sucesivas reformas del REF y la plena integración en la Unión Europea, creando un mercado cautivo para la colocación de los excedentes industriales y agrícolas de España. A principios del siglo XX, en pleno auge de los puertos francos y de las libertades comerciales que gozábamos, las importaciones desde España representaban el 12% de nuestras importaciones totales. A día de hoy cerca del 90% de nuestras importaciones totales provienen de España, sin que ello se justifique por la competitividad internacional de España.

Te pongo un ejemplo. Me contaba un amigo que, según la orden de medidas fitosanitarias de 12 de Marzo de 1987, Canarias solo puede importar naranjas de España. Si, como lo oyes. No podemos comprar naranjas ni de Marruecos ni de ningún otro lugar del mundo, solo de España. Obligados por ley. Con dos cojones. Pero un español si puede importar naranjas de Marruecos a Murcia o Sevilla, empaquetarlas allí y exportarlas a Canarias.

Otro ejemplo, nosotros tenemos una gran producción de aguacates y de mucha mejor calidad que los cultivados en España, pero está prohibido exportarlos a España. La consecuencia es que esa producción se tiene que vender en plaza, si o si, y por tanto los grandes distribuidores como Alcampo, Mercadona, Carrefour, etc... aprietan al productor canario todo lo que pueden.

Quizás la solución sea montar una fabrica de guacamole y exportar el producto manufacturado. Pues tampoco, porque la importación de envases está penalizada con el Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en las Islas Canarias (AIEM). De forma que sale mejor montar la industria fuera y desde allí exportar que montarla en Canarias.

Lo mismo ocurre por ejemplo con el aloe vera. Tenemos un aloe vera de gran calidad pero si importo los envases para envasar aquí tengo que pagar una burrada en AIEM, mientras que si alguien, desde España, exporta aloe vera a Canarias no tiene que pagar nada.

En realidad nuestra industria y nuestra agricultura está prácticamente desmantelada. La distribución comercial está mayormente en manos foráneas y el sector turístico en manos de los tour operadores. Resumiendo; corrupción, monocultivo, sueldos bajos, paro alto, actividades marginales de la cadena de valor e indicadores sociales propios de países tercermundistas. ¿Es esto el perfil de una economía europea avanzada o más bien se parece a las economías africanas durante la época colonial?

A vista de todo esto creo que quien se tiene que sentir ofendido por la inclusión de Canarias en Africa es el africano y no el canario