Chema HernandezChema Hernández

A veces el azar y algo más, probablemente casi nada de azar y mucho de causalidad producen escenarios sorprendentes, por ejemplo, el gobierno de Canarias espera que  la reforma escuálida de estatuto quede aprobada por el parlamento español y que la oferta del gobierno español supere lo que se reclama. Me voy a ahorrar repasar todas las incoherencias derivadas de la aceptación por las clases dirigentes canarias de un Estatuto ilegitimo y otorgado, nunca refrendado por la ciudadanía, también ignoro su carácter de estatuto desnatado y sin lactosa , tampoco voy a reiterar que nos asiste el derecho internacional y que es la descolonización el camino.

Haré el esfuerzo de evidenciar la ausencia de ambición, convicción nacional y auténtica intención de construcción de un gobierno real para Canarias de los representantes políticos de la colonia, cuya autocensura es una cesura.

La negociación secreta de la Cesura

Debo decir que lo que a continuación relato no puedo testimoniarlo con documentos, pero las fuentes cuentan, para el que escribe, con bastante fiabilidad y algunas declaraciones realizadas por representantes de distintas fuerzas catalanas y vascas en estos días lo atestiguan.

Marco para un acuerdo:

El PSOE habría ofrecido tres estatus diferenciados para Cataluña, Euskadi y Canarias, dotándolos de naturaleza de nación y configurando a los tres territorios como federados, con amplios márgenes de soberanía, reservando algunas áreas como Defensa al Estado, en un segundo nivel quedaría Galicia a medio camino de la solución anterior, hablan coloquialmente de “medianación”.

El marco de ese acuerdo permitiría incluiría la transferencia de la Seguridad Social, la Hacienda propia, a semejanza de los vascos a Cataluña y Canarias, Puertos y Aeropuertos y otras tantas. EL modelo sería similar al planteado en la reforma de estatuto catalán, recurrida por el PP y bloqueada por el Constitucional.

Según parece se habla de dos procedimientos, uno de ellos requeriría en el corto plazo la reforma de los tres estatutos bajo estas coordenadas que, en otras palabras, sería una reforma constitucional encubierta; la segunda sería la Reforma Constitucional que sería inviable en esta legislatura, pero que quedaría pendiente para una segunda legislatura de Sánchez si las mayorías acompañaran.

La fórmula podría contar con algunos respaldos en Cataluña y Euskadi pero también con el rechazo de amplios sectores soberanistas que lo consideran inaceptable, un retroceso y una traición a sus proyectos de ser Estados.

¿Qué sucede con Canarias en esa propuesta?

La representación política canaria parece desmarcarse de esa propuesta y centra todas sus ambiciones en el proyecto de reforma del estatuto light que se tramita en el Parlamento de España.

En otros términos los representantes institucionales canarios no desean más y mejor autogobierno, buscan perpetuar la situación actual, facilitando a través de REF, del mantenimiento de las profundas desigualdades y la perpetuación de las relaciones políticas, económica y comerciales propias de una colonia, sin que, como sucede en otros espacios,  se generen los instrumentos nucleares para ser Estado.

Es una nueva traición de los partidos regionalistas que nos consta conocen la propuesta. Una vez más sacan a Canarias de las triada de territorios que desean su emancipación y arrebatan soberanía al estado español y la posicionan a nivel internacional como un territorio español integrante del patético mapa de las autonomías.

Podemos afirmar que existe documentos de negociación con Euskadi y Cataluña, también sabemos que la representación Canarias no sale del estribillo de Estatuto y el REF reformado.

Mientras el Gobierno de Canarias hace gala de su entreguismo, sumisión y ausencia de ambición, los que dicen representar a Canarias, representan a España en Canarias.

Por último, como siempre hay algún talentoso soberanista dispuesto a disparar a todo lo que se mueve puesto que se mueve, por tanto evidencia que él no se mueve, el objetivo de Canarias debe ser su descolonización, esta afirmación no se contradice con la obligación de arrebatar a España cualquier espacio de soberanía que libremente se pueda ejercer y permita gestar un  Estado.

Como siempre la cesura, el roto permanente que impide la unidad de esta nación para dar respuesta  a sus problema cotidianos que son el claro reflejo de la realidad colonial imposibilitan o dificultan una respuesta. Ciertamente es de esperar que pronto se genere una propuesta social e institucional de aquellos que consideramos que Canarias debe ser Estado.

En África,  junio del año del Colapso

 

Wladimiro RodriguezWladimiro Rodríguez 

Nos parece preocupante la situación que se está produciendo actualmente con la parte positiva del Régimen Específico de Abastecimiento, el REA (la que permite importar insumos para agricultores y ganaderos, como la papa de semilla o el alimento animal, y no la de productos como la carne o el queso importados con subvención, con efectos negativos). Con toda la razón del mundo, nuestros ganaderos lo han defendido, desde la perspectiva de que estas ayudas de la UE hagan competitiva la actividad ganadera en las Islas, dadas las dificultades que impone la geografía para el desarrollo de esta actividad: pastos, topografía, insularidad, atomización impuesta por el territorio, etc., etc.

Pedro Molina (qdep), y otros ganaderos, lucharon por conseguir una prestación económica que acercara los costes de producción en las Islas a otros territorios comunitarios. Las autoridades europeas le pusieron nombre y apellidos, metiendo dentro del REA recursos económicos para alimentar de manera complementaria nuestra ganadería, conjuntamente con otros apoyos más discutibles, dirigidos a financiar la importación de productos lácteos y cárnicos de la UE, o de terceros países con arancel cero. En cualquier caso, el apoyo para importar forrajes y cereales para la alimentación animal ha contribuido a que tengamos una respetable actividad ganadera en las Islas, que aporta una importante partida en carne, leche, huevos… actividad que propicia que tengamos una cabaña que nos hace menos dependientes del exterior, que anima a la agricultura con aporte de materia orgánica para nuestros campos, no siendo menos importante el papel que juega la ganadería en el poblamiento del interior de las Islas, siendo en muchos casos gestores del medio rural, cuando participamos en la estabulación y el pastoreo, algo básico en la prevención de incendios forestales.

El problema principal con la importación apoyada vía REA es que, en apenas cinco meses del año, se ha consumido el total del presupuesto destinado anualmente a reducir el precio al ganadero de productos como la alfalfa, el raigrás, el millo o la avena, lo que puede suponer una fuerte subida de los precios del alimento a partir de ahora. Las razones tienen que ver con procesos de acaparamiento, insolidaridad y un mal uso de la ayuda.

Espero que el Gobierno de Canarias ponga orden en el tema, es decir, que las ayudas lleguen a todos los ganaderos de manera proporcional a la actividad que realizan, y que estas no se queden en manos de "espabilados", como leemos en la prensa.

Queremos que las autoridades comunitarias y las canarias velen porque dicho instrumento y su aplicación siga cumpliendo con un papel social de solidaridad con un territorio poco afortunado para la ganadería; que entiendan que hemos de castigar todo tipo de fraude o adulteración de un compromiso solidario con un territorio y un pueblo agradecido. Con tal modelo, que ha favorecido la potenciación de la cabaña ganadera en Canarias, haciéndonos menos dependientes del exterior, fomentando y anclando en el Archipiélago una cultura del ayer comprometida con el futuro, como de hecho ponen de manifiesto las granjas de gallinas, cerdos, pollos, cabras y vacunos, etc., qué decir del queso, huevos, leche, etc.

La incorporación de jóvenes a la ganadería es otra lectura que tenemos que hacer. La nueva ley del suelo, la potenciación y diversificación de la agricultura ecológica, tienen que ver con la actividad ganadera. La sostenibilidad de una agricultura más solidaria con el medioambiente requiere ganaderos, pastores y agricultores. La alimentación de la ganadería también demanda pastos y forrajes de nuestro medio rural, cama para los animales de nuestros montes, a la que hemos de incorporar tanto ramas verdes como pastos en entornos forestales, como la limpieza y pastoreo en los cortafuegos.

Los fríos y duros datos de lo ocurrido en el presente año requieren una intervención de los responsables políticos, que corten tal situación con solidaridad y transferencia. Espero que tal tema lo resolvamos en casa, por el bien de la sociedad canaria, y por la solvencia de un pueblo serio, que hace un buen uso de los recursos públicos.

Sin tituloAsociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

 Recientemente han salido a los medios de comunicación, atacando a las Mareas Blancas de nuestras islas, los corifeos sindicales del Consejero Baltar en el llamado "Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública". En las movilizaciones de las Mareas Blancas del 19 de Mayo participaron sectores ciudadanos, de pacientes, asociaciones, sindicatos y partidos políticos que piensan que la Sanidad Pública Canaria tiene arreglo, quienes piensan que las políticas del Gobierno de Canarias basadas en promesas, engaños y lucro, léase privatización, no son el camino y que solo llevan al deterioro de la Salud de la ciudadanía.

Se echó de menos ese día el grado de participación que diferencia una movilización "combativa", que lo fue, de los sectores más conscientes y organizados, de otra en la que la presencia de un elevado número de personas desborda dichas características y la convierten en "definitiva", tanto para el avance del movimiento social como para el retroceso de las políticas impugnadas por este. En parte es comprensible que mucha gente se haya desorientado y desmoralizado cuando los sectores más avanzados se ven boicoteados por los sectores más rezagados y complacientes con la estrategia diversionista y divisionista del  Consejero Baltar, basada en el llamado "Compromiso" un simple documento de intenciones con propuestas que siguen apostando por las concertaciones privatizadoras y lleno de promesas que se han repetido a lo largo de los años y que nunca se han cumplido. 

Alguno de esos boicoteadores, firmantes del citado "Compromiso", practican un sindicalismo más amarillista que de clase y por eso ignoran que nunca se debe violentar ante la patronal, en este caso la Consejería de Sanidad, la solidaridad y unidad con quienes luchan de modo decidido por objetivos comunes. Aunque ya no nos extraña al conocer su nulo cuestionamiento de la política de conciertos, ya que les parece de lo más normal que exista una potente Sanidad Privada potenciada con dinero público en vez de plantear lo que, precisamente por eso, una organización  de clase que se precie plantearía, es decir, la conversión en públicas de aquellas empresas de derecho privado que se financian con fondos públicos. También plantean sin rubor que las listas de espera simplemente forman parte, junto a la concertación privada, del conjunto estructural de la atención sanitaria en Canarias al necesitarse mutuamente justificándose, por tanto, la continuidad de la situación. Otras cosas que forman parte de ese "paisaje" y por lo visto no quieren ver son, en primer lugar el hecho cierto de que las listas de espera matan, las irregularidades manipuladoras en la gestión de las listas de espera, las coacciones y amenazas (de exclusión de la lista de espera que luego se materializa) a pacientes que se niegan a ser derivados a la sanidad privada, el fraude laboral del Grupo San Roque con el personal sanitario de ambulancias del sur de Gran Canaria, la tremenda sobrecarga laboral del personal que realiza la labor de hasta 4 personas por plazas no cubiertas, etc, etc.

Y que quede claro que diferenciamos la actuación de determinados dirigentes de la que tienen afiliados y afiliadas que nos mostraron su malestar con esa postura y nos hicieron saber de las presiones y las campañas en contra de la movilizaciones de las Mareas Blancas, de las contramedidas gubernamentales, de vídeos anónimos (según fuentes de todo respeto presuntamente editados por la propia Consejería), y demás escritos y declaraciones que no pudieron evitar la respuesta del sábado 19 de mayo en las calles de toda Canarias. Mejor hubiera sido gastar el dinero empleado para ello, y el que se gastan en publicidad, en contratar personal para acabar con las listas de espera. Esperamos que los "compromisarios" reflexionen y vuelvan al sendero de la ciudadanía para que entre todos y todas podamos lograr "definitivamente" una Sanidad Pública de Calidad para el pueblo canario.

Mientras tanto, la lucha continúa y sabemos que seguiremos contando con la colaboración de medios informativos, a pesar en algunos casos de las presiones de altas instancias, y con el apoyo de la ciudadanía y de asociaciones y sindicatos que han apostado por defender la Salud como derecho frente a su conversión en negocio. Por último, pedimos a los partidos políticos que nos han apoyado que continúen la presión en las instituciones públicas, pues también desde ellas pueden salir soluciones para la Salud y la Sanidad Pública de Canarias.

En Canarias a 11 de junio de 2018

 

 

Paco DenizPaco Déniz

Hace tiempo me invitaron a una boda media fina, y fui. Me dijeron que de menú había papas con costillas, cosa que me extrañó. Pero sí, efectivamente, eran papas con costillas de diseño presentadas en una copita fina con una cucharadita de puré de papa en el fondo, una hila de costilla, un granito de millo y una gotita de mojo cilantro. Estaba bueno, era una recreación novísima del tradicional emboste tinerfeño. Y quien lo hizo era más del país que la papa borralla. Tuve que mandarme cuatro copitas o más para que me llegara a un cuarto de tapa de las de Casa Tomás. Pero bueno, era una boda fina.

Cuando el gobierno canario mete como uno de los actos estrella una reconstrucción del puchero canario por el chef de fama mundial, levantamos las orejas. ¿Por el hecho de que sea un chef de fuera?, no, ¿porque alguien quisiera reinventar nuestro puchero? Tampoco. Porque en el caso de nuestras cosas, somos nosotros los que tenemos que enseñar a la gente de fuera a hacerlo. Porque innovar una tradición supone partir necesariamente de los materiales de la misma y del conocimiento acumulado, porque a lo mejor hubiera sido mucho más provechoso convocar a nuestras madres y chefs para impartir un máster sobre nuestra forma de comer, y luego que cada cual aporte lo que quiera. En fin, porque es muy bochornoso observar la falta de humildad de quien pretende enseñarnos a hacer nuestra comida. Y se lo dije al Consejero de Turismo. Nada tiene que ver con Adriá, ni con Movistar que patrocinó, tiene que ver con el desprecio hacia nuestra capacidad de enseñar y aportar cosas al mundo. Un complejo como otro cualquiera.

Los peores e inauditos augurios justificaron nuestra expectación. Lo que se echó al caldero de un supuesto puchero constituye una falta de respeto. Ni un solo material de nuestro concepto. La tradición no se innova o reinventa sobre la nada, se reconstruye sobre materiales ya existentes. Viejas, pulpos y lapas con aguacate hervido es, simplemente, otra cosa, un potingue marino que, seguramente, está buenísimo, pero llámenlo así, no pretendan reírse más de nosotros. ¿Conservadores? no, todo lo contrario. Con los materiales básicos de una tradición, aporte usted alguno nuevo, edifíquelos de otra forma, eso es una reinvención, pero no diga que es un puchero. Llámenlo potingue marino irreverente. E irrespetuoso, porque el gobierno ha permitido que nuestras madres se sientan ninguneadas y desconsideradas ya que, según la conclusión del experimento, el conocimiento culinario que hemos acumulado no ha servido para nada, no puede formar parte de la modernidad. Es, simplemente, desechado. De ahí la humillación percibida. CC carece de teoría, no ha entendido nada de cómo se reconstruye la identidad y la dignidad. Porque los canarios ya hemos deconstruido el puchero y le hemos puesto nombre: se llama Tumbo, y se come en familia al día siguiente. ¡Ah, y hervir el aguacate!, ¡hombre por favor!

 

Antonio MoralesAntonio Morales

Como sabemos, los efectos del calentamiento global son ya una realidad fehaciente en muchos territorios de los cinco continentes, en mares y océanos, en estepas y montañas, en desiertos y sistemas fluviales, en bosques y en litorales costeros, en grandes ciudades y en poblaciones aisladas. Muchos impactos se constatan en el presente por fenómenos meteorológicos adversos o extremos, como prolongadas sequías, extensas inundaciones y lluvias torrenciales, huracanes, olas de calor y olas de frío extremos que, en su conjunto y entre otros factores añadidos, afectan a la salud de las personas y a sus hogares, a sus sectores productivos, al acceso al agua potable, a sus economías y, en definitiva, a su presente pero también a su futuro. Los pronósticos realizados hace 30 años por la comunidad científica sobre la evolución e impactos del cambio climático, se han visto superados por una realidad que se repite día a día, mes a mes y año a año. Se trata, sin duda, de la mayor amenaza que se cierne sobre el planeta y los seres humanos en este siglo XXI. En Canarias los efectos empiezan  a ser significativos en el mar y en  el clima.

El Acuerdo de París, alcanzado en la Cumbre del Clima de Naciones Unidas en 2015, proclama la necesidad de que los estados, incluyendo sus respectivas industrias y sectores productivos, agentes sociales y ciudadanía, deben realizar un serio y comprometido esfuerzo para evitar alcanzar los 2ºC de temperatura media global en 2.100 con respecto a la registrada en la era pre-industrial (1880). Sin embargo, en el mismo texto del Acuerdo de París suscrito y o ratificado hasta hoy por 194 países, se cita literalmente que Naciones Unidas “observa con preocupación que los niveles estimados de emisiones de gases de efecto invernadero en 2025 y 2030 previstas para los estados (a nivel nacional) no son compatibles con los escenarios de 2ºC, y que para mantener el aumento de temperatura por debajo de ese valor o por debajo de 1´5ºC con respecto a los niveles preindustriales, se requerirá un esfuerzo de reducción de emisiones mucho mayor que el que suponen las contribuciones previstas por los estados”.

Es decir, que a pesar del reconocimiento implícito de las devastadoras consecuencias que tendrá para el planeta y la humanidad el cambio climático en este siglo y en los próximos, las emisiones responsables siguen generándose e incluso aumentando en lugar de reducirse. En 2017, trascurridos dos años del Acuerdo de París, la Unión Europea incrementó estas emisiones en un 1,8% con respecto a la disminución del 0´4% que registró el anterior año 2016. España, el año pasado, fue el cuarto país de la Unión Europea que más aumentó sus emisiones, un 7´4%, y la tendencia continúa siendo muy preocupante. De proseguir con esta tendencia, viviremos profundas y graves inestabilidades de toda índole a nivel mundial que pagaremos todas las personas del presente y, sobre todo, las generaciones jóvenes y las venideras. El Observatorio de la Aemet de Izaña acaba de hacer público que a finales de abril superamos el umbral más peligroso de las 400 partículas por millón de CO2.  

La implicación en esta materia debe ser una prioridad máxima en todas las acciones políticas de todas las administraciones del mundo, de todas y, en especial, de los territorios que más contribuyen a la emisión de estos gases.  Sin paliativos, sin ambigüedades, sin contemplar los intereses de las industrias que más contaminan y que se resisten a dejar de contaminar, los hidrocarburos deben pasar a la historia con urgencia y mantenerlos hoy como única solución mientras trabajamos con firmeza y máxima voluntad para sustituir en el menor plazo posible esta energía por fuentes limpias y renovables. Ningún combustible fósil, ninguno, ni líquidos ni gaseosos, pueden ser contemplados como nuevas inversiones a medio y largo plazo en un escenario de tal gravedad, ni aquí en Canarias ni en ningún lugar del mundo.

Para este Cabildo, la descarbonización de la economía y la lucha contra el cambio climático deben ser preponderantes y lo seguirán siendo con mayor implicación cada día. Hemos diseñado y activado numerosas acciones concretas de adaptación y mitigación en un primer estadio que contempla además la aprobación, en este año 2018 y tras año y medio de proceso consultivo con los agentes sociales, de una Estrategia Insular de Cambio Climático para Gran Canaria. Y acciones concretas como la creación de un Grupo de Acción Climática, abierto, plural, participativo; el impulso del Pacto de los Alcaldes por el Clima y la energía sostenible; la colaboración en la constitución del Centro Unesco Documental para el seguimiento del cambio climático; la realización de un Convenio con el Instituto Geográfico Nacional para instalar un radiotelescopio de seguimiento de los efectos del cambio climático; la próxima firma de un Convenio con la AEMET  para el seguimiento de las incidencias del cambio climático en la  Macaronesia y Atlántico medio; la organización  de un Congreso con el Centro Unesco sobre el cambio climático en los territorios insulares; la aprobación del equivalente al céntimo verde forestal para la repoblación de la Isla; la reafirmación en nuestro proyecto de Ecoisla: soberanía alimentaria, soberanía energética, movilidad y turismo sostenibles, reforestación, economía azul, economía circular…

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente en todo el planeta, una jornada que alude al recuerdo anual de que hemos de trabajar mucho y duro para conservar el amenazado patrimonio natural del que todos los seres humanos dependemos. Pero las recomendaciones y postulados de Naciones Unidas para hacer frente al cambio climático no son para un solo día sino para todo el año. Y durante los 365 días del año hay muchas personas en el Cabildo de Gran Canaria que trabajan para conservar y hacer conservar el medio natural de la isla. Y para ello estamos desarrollando distintas acciones.

En febrero de 2017, el Cabildo Insular de Gran Canaria presentó a la Fundación Biodiversidad el Proyecto Diagnóstico de riesgos, vulnerabilidades y adaptación al cambio climático en la isla de Gran Canaria, que, tras superar dos fases de evaluación, fue seleccionado entre más de 400 iniciativas presentadas desde toda España. Finalizará entre junio y julio de 2018 y hasta ahora se ha trabajado en una primera evaluación sobre diagnósticos y vulnerabilidades de impacto en materia de salud humana, biodiversidad, energía, sectores productivos (incluyendo primarios y turismo) y riesgos climáticos, tratando al tiempo de proponer acciones específicas de respuesta y adaptación en cada una de las áreas y en los 21 municipios de la Isla. El desarrollo de este Proyecto, junto al inventario de emisiones de CO2 en la Isla y los Planes de acción por el clima y la energía sostenible que estamos desarrollando ya junto a 10 municipios de Gran canaria, sientan las bases para el desarrollo del Pacto de los Alcaldes en la Isla.

Del 18 al 20 de junio se celebrarán también en INFECAR las Jornadas ACEQUIA: Cambio Climático, SEQUíA y usos del agua en Gran Canaria impulsadas por la Comisión Europea y el Cabildo de Gran Canaria. Las Jornadas tienen 4 objetivos: 1) explorar la evolución futura de los períodos de sequía en la Isla, sus incertidumbres y los costes sociales asociados, 2) estudiar las causas de la escasez de agua, tanto si esta es de origen físico (falta de lluvia) como de origen social (exceso de consumo, pérdidas en la red de distribución y almacenamiento, etc.), 3) hacer un debate público y participativo con los actores sociales y usuarios del agua para explorar todas las acciones alternativas que se podrían implementar en el futuro, y 4) estudiar el reparto de beneficios y costes sociales de las diferentes acciones propuestas.  Están organizadas por la Unidad de Riesgos Climáticos de la Comisión Europea (Joint Research Centre) tras una propuesta remitida en enero de 2018 por el Cabildo de Gran Canaria y en el marco de las acciones de cambio climático que promueve la Corporación Insular. El Cabildo coopera muy estrechamente en la organización de estas Jornadas.

Igualmente, el Centro Unesco-Gran Canaria está organizando el Encuentro Archipiélago y Océano: Repercusión del Cambio Climático en los territorios insulares, que se celebrará durante los días 25 y 26 de octubre de 2018 en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Este encuentro interdisciplinar está patrocinado por el Cabildo y reunirá a científicos, gestores y políticos de la Macaronesia (Azores, Madeira, Canarias, Cabo Verde) para debatir las medidas más efectivas en la lucha contra el cambio climático y sus efectos en los archipiélagos. En este sentido, las investigaciones recientes han corroborado que los archipiélagos, por estar rodeados de océano, son particularmente sensibles al cambio climático y, consecuentemente, requieren el estudio y la asunción de una serie de medidas capaces de prevenir y mitigar los efectos de este cambio. Sus objetivos se centrarán en consolidar este Encuentro como un espacio permanente de análisis político, sociológico, técnico y medioambiental, para intervenir desde territorios insulares frente a los retos del cambio climático en convenciones internacionales; determinar los efectos del cambio climático en el área oceánica de las regiones representadas; elaborar un mapa actualizado de vulnerabilidades y riesgos climáticos en territorios insulares; conocer las necesidades de cada una de estas regiones para completar su serie de datos e indicadores relacionados con el cambio climático; intercambiar protocolos de mediciones para homogeneizar y procesar la información recabada; identificar denominadores comunes en la sostenibilidad de los territorios insulares de todo el planeta debidos al cambio climático; definir alianzas y colaboraciones entre investigadores y expertos de cada una de estas regiones así como de otras entidades y expertos internacionales; fomentar la formación, la sensibilización y la participación ciudadana, uno de los ejes principales que sustenta la idea de sostenibilidad de la UNESCO. Este Encuentro se desarrollará simultáneamente con otro acontecimiento relacionado con el cambio climático como es el Climathon, foro mundial sobre el cambio climático que tendrá lugar, paralelamente, en las principales ciudades del mundo el día 26 de octubre de 2018. Climathon atrae a innovadores, empresarios, estudiantes y profesionales para crear soluciones innovadoras a los desafíos climáticos de las ciudades. El Encuentro Archipiélago y Océano: Repercusión del Cambio Climático en los territorios insulares y Climathontendrán lugar en sesiones paralelas y en el mismo recinto para posibilitar así la asistencia a los dos eventos. En 2017 participaron 104 ciudades de 45 países y 6 continentes.  Es una parte del compromiso de nuestra Isla por el clima. Nuestro medio natural es único y singular y debemos contribuir con todos los recursos a nuestro alcance en la lucha contra el cambio climático. El cambio climático y la transición energética hacia un nuevo modelo energético descarbonizado deben formar parte del ADN ético y programático de los responsables políticos del siglo XXI.

 

Chema TanteChema Tante

La obsesión por librarnos de un gobierno zafio y corrupto nos obligó a dejar a un lado la evidencia de que, algo menos, pero el PsoE sigue siendo un partido neoliberal y que Sánchez mantiene su dependencia del poder económico. Aunque haya que alegrarse porque nos liberó del pperorajoyismo, Sánchez no ha tardado nada en asomar las patitas, con algunos de sus nombramientos ministeriales. Más altura profesional, sin duda, pero idéntico nivel neoliberal y autoritarista"

La gente de Podemos sugería un gobierno de coalición, para darle fuerza al cambio… qué ingenuidad. Sánchez está dejando claras sus intenciones, formando un gobierno sospechoso. Es cierto que hay que esperar a los hechos, pero la trayectoria de algunas de las personas nombradas para este Consejo de Gobierno. ponen la mosca…

Lo de Borrell ya fue difícil de entender; un tipo que para defender sus legítimas opiniones se junta con personajes como Albiol, Vargas Llosa, los de VOX o la Falange, será muy europeìsta, estará muy preparado, no lo niego, pero abre un montón de dudas sobre su vocación de diálogo.  La fogalera catalana necesita mucha comprensión, mucha apertura, y es complicado conciliar eso con la imagen de Borrell largando exasperadas soflamas a una horda fascista.

Lo mismo ocurre con Batet. Colocar en Política Territorial a una españolista furibunda, una anticancionalista airada, no ayuda nada a la distensión de la polémica.

Calviño. Una tecnócrata, brillante, pero tecnócrata, que ha hecho tan bien su trabajo en la cosa de los Presupuestos Europeos, tan fiel a los principios neoliberales, que se ha ganado el entusiasta elogio de la emperatriz de la banca, Botín. Dime quién te ensalza, y te dirá por dónde caminas, de qué pie cojeas. Poco parece que haya que esperar para la resistencia al neoliberalismo, de una campeona de la banca, una paridora de los presupuestos europeos, que han desertado de los principios de solidaridad y convergencia…

Con toda la exigencia de esperar a los hechos, lo de Grande Marlaska no se puede tragar. Es el tipo que archivó el proceso del YAK, que condenó al ¡%M, que entalegó a Otegui, a pesar de su gestión por la paz y la desaparición del terrorismo, que legitimó los malos tratos evidentes en los CIES, que ha ignorado sistemáticamente las denuncias de la gente torturada. Un vocal del CGPJ por el PP. Esta persona en Interior, ya puede esforzarse por hacerlo bien, para que se olviden sus anteriores proezas.

Ribera, en Energía y Medio Ambiente. No hay más que rememorar que fue quien autorizó el Castor y que cree en la energía nuclear, para dudar de que haya mucho que esperar de este personaje. Es cierto, como no, que se opone al apoyo a los combustibles fósiles, pero parece que su oposición es más teórica, filosófica, que práctica.

De Maroto, en Industria, lo úníco que resaltaré es que Ortega el comisario empresarial en el gobierno del genuflexo Clavijo, la ha puesto por las nubes. Otra vez, hay loas que te encharcan la imagen.

Y lo de Huerta, en Cultura, introduce un elemento de frivolidad en tema tan serio y trascendental. Tiemblo, al pensar qué hará por la cultura un tipo que ha trabajado el programa de Ana Rosa.

Reconozco que otras ministras y otros ministros, Delgado, Celaá, Ábalos, Duque, Calvo, Valerio… aportan algo de consistencia al gobierno de Sánchez. Pero en los temas de mayor angustia, las tensiones territoriales, la economía y la equidad en los presupuestos, la sospecha es que en la política de Sánchez siguen pesando más las deudas de su partido que la vocación socialista y la voluntad de cambio. De poco sirve incorporar a personas válidas para la acción social, la sanidad, la educación, la ciencia, si los fondos seguirán faltando, a la mayor gloria del neoliberalismo y la libertad seguirá sin pasar de la esperanza, gracias al fanatismo autoritario.

Pronto empieza la decepción. Otra vez Lampedusa, todo seguirá igual. Y, si los hechos demuestran que me equivoco, me alegrará mucho reconocerlo.