Sin titulo1

Tomás Ramos copiaTomás Ramos

 

Falsedades históricas (I): Francia VS Córcega / USA VS Liga Iroquesa.

Es una gran verdad que los vencedores siempre escriben la Historia a su conveniencia. No sólo sobre los motivos de las guerras que los han enfrentado a los vencidos, sino también a la hora de apropiarse los avances, beneficios e inventos que hicieron los vencidos, y que ahora se agregan a su particular morral. Este año 2018, a los cuarenta años de la sagrada, estupenda y maravillosa Constitución Española, es seguro que se vomitarán en todos los medios de comunicación del Sistema alabanzas no merecidas, falsedades manifiestas, y reescrituras interesadas de la verdad histórica. Sus medios son poderosísimos, avasalladores, pero hay que intentar, dentro de lo posible, que cada uno aporte sus conocimientos, sus estudios, sus investigaciones y sus recuerdos vividos frente a tanta marea previsible de desinformación. Por tanto, en lo que a un servidor le toca, intentaré escribir, argumentar y razonar sobre este tema en varias ocasiones a lo largo del año, dentro de mis limitadas posibilidades.

Voy a comenzar atrás, mucho más atrás de nuestra Constitución del 78. Me voy a remontar a los orígenes de las formas y usos de las actuales constituciones de las democracias occidentales, en las que se ha producido un olvido histórico, un falseamiento y una ocultación interesada de la realidad que causa estupor a quien la llega a conocer.

Comencemos por la gloriosa Revolución Francesa, madre de nuestras constituciones liberales europeas. He aquí un dato prácticamente desconocido de antecedentes previos, olvido histórico, colonialismo salvaje y apropiación de méritos ajenos: El caso de la isla de Córcega y su relación con la madrastra Francia.

Córcega, isla disputada entre diversas potencias del Mediterráneo, de cultura, idioma y etnia predominantemente de influencia italiana, desde el siglo XI hasta el siglo XVIII se había caracterizado por ser gobernada en su mayor parte por un sistema auténticamente democrático llamado “Tierra de Comunas” en donde, asombrémonos, las elecciones eran por sufragio universal, el voto era un derecho para todos los residentes, sin tener en cuenta su nacionalidad de origen, su sexo (también las mujeres podían votar) su estado financiero o religiónLa Constitución del Estado Corso, en época del líder nacional Paoli, fue imagen en la que se inspiraron pensadores como Montesquieu en Francia, y los pioneros de las, años después, rebeldes colonias americanas que se independizaron de Inglaterra y formaron los Estados Unidos. Punto por punto, párrafo a párrafo, la Constitución del estado independiente de Córcega era mucho más democrática, más avanzada, más participativa que las posteriores constituciones de la Francia Revolucionaria y de los nacientes Estados Unidos de América.

¿Quién conoce hoy en día, por muy culto que se considere, este hecho importantísimo en la protohistoria de la democracia? Prácticamente nadie. Pero Córcega fue invadida por Francia, su cultura e idioma perseguidos, su autonomía negada por el centralismo de París, para vergüenza de una nación francesa que se convirtió en líder de las ansias de libertad en Europa, pero que negaba lo propio a sus súbditos corsos, y relegaba al olvido sus luchas precursoras por la libertad del ser humano. La historia de Córcega ha sido luego, hasta hoy en día, la de todas las colonias aplastadas por el poder central: Negar sus logros, alterar su historia y, vieja táctica de todos los opresores… traer inmigrantes masivamente que apuntalaran el régimen y debilitaran la lucha democrática nacional rebelde. En esta táctica miserable, el último eslabón se cometió en la segunda parte del siglo XX, cuando De Gaulle instaló en la isla, con grandes ayudas del Estado, a decenas de miles de colonialistas pieds noirs (franceses residentes en Argelia) que huían de la independencia del país norteafricano.

En otro caso paradigmático, al otro lado del Atlántico, en los USA, también la manipulación de su historia para negar, minusvalorar, y no reconocer los méritos en el nacimiento de su democracia a sus precursores, ha sido casi total. USA, nación de estados con un régimen federal amplio. Todos, o casi, nos creemos que sus Padres de la Patria, Franklin, Jefferson, Washington… fueron los ideólogos e inventores absolutos de su sistema político. Nada más lejos de la verdad… Y la verdad es demasiado “dura de tragar” para unos cultos blanquitos de origen europeo. El sistema federal de autogobierno está basado, muy basado en la Confederación de pueblos aborígenes iroqueses, la Liga de las Seis Naciones, que existía antes de la llegada de los europeos. Varios importantes líderes de las colonias americanas, especialmente Franklin, tuvieron ocasión de conocer y estudiar su forma de gobierno, hasta que las enfermedades introducidas y las guerras de aniquilación, acabaran con esta experiencia de autogobierno democrático. El sistema iroqués federal de gobierno era incluso más avanzado que el posterior de los Estados Unidos, al igual que el corso con respecto al francés revolucionario. Las mujeres tenían derecho al voto, ser electoras y elegibles, y existía una cuidada separación de cargos, para evitar la concentración de poder en pocas manos. Existía una ley superior, la Ley de la Gran Paz, que equivalía a una Constitución. Muy importante era la búsqueda del consenso como fórmula de decisión, la necesidad de mayorías amplias para tomar decisiones claves, y la separación del poder político y del poder militar. Casi nada… y luego pensamos que nosotros somos los avanzados, y ellos los salvajes aborígenes.

Lo único que quedó reflejado de la influencia iroquesa en el sistema político americano fue una palabra de origen nativo, “caucus”, que denomina las asambleas locales de los partidos demócrata y republicano en algunos estados, para elegir candidatos, que luego serán presentados al voto general de la ciudadanía. Es decir, las primarias internas. Lo demás, ha pasado al olvido, se ha borrado de la Historia.

 

Sin tituloJavier Morales González

Si atendemos solamente a la evolución de las variables macroeconómicas que continuamente se nos mencionaban en los años más duros de la crisis, debemos considerar que esta ha sido superada. El crecimiento del PIB, el descenso de la tasa de desempleo, la recuperación del consumo de las familias y sobre todo el hecho de que nadie mencione ya la otrora omnipresente prima de riesgo así lo sugieren.

 Otro indicador de la mejora de la macroeconomía lo podemos encontrar en la decisión del Gobierno de Canarias de fijar en el 100% la tasa de reposición para los cuerpos de funcionarios docentes no universitarios. Cabe recordar que en los años más duros de la crisis dicha tasa llegó a estar solamente en un 10%.

 Debido a tal disparatada decisión, el profesorado de Canarias está asistiendo atónito a la que probablemente sea la mayor oferta pública de empleo que la administración educativa de las islas pone en marcha desde que se creó.  Oferta que pone en peligro los puestos de trabajo del profesorado interino que desde hace años desarrolla su labor en la enseñanza pública.

 Tal desatino proviene del acuerdo firmado el pasado mes de marzo entre el gobierno central y algunos sindicatos, los cuales ahora, una vez publicada la desmesurada oferta de plazas, se rasgan las vestiduras. Dicho acuerdo pretende bajar la tasa de interinidad del 25% al 8% en los servicios esenciales en tan solo tres años, con la excusa de que el Tribunal de justicia de la UE ha reprochado al estado español su alto índice de funcionariado interino.

 Nos choca tanta preocupación por contentar a ese Tribunal a toda prisa, cuando recientemente nos enteramos que en las conclusiones anuales sobre el grado de cumplimiento de los Estados miembros de los derechos relativos a salud, seguridad social y protección social de la Carta Social Europea se indica que en el estado español las medidas para reducir accidentes de trabajo son insuficientes, los subsidios por desempleo escasos para personas sin cargas familiares, y los requisitos para acceder a prestaciones y asistencia social no son adecuados.

 Está por ver cuánto tardan las administraciones, y en particular la canaria, en tomar decisiones para subsanar esta situación y cumplir con los requerimientos de la UE, a ver si para este tipo de problemas que afectan directamente a la clase trabajadora hay solución o por el contrario aún no hay dinero para ello, porque si algo está claro es que aquellas medidas anticrisis que afectaron negativamente a los derechos de los trabajadores no parece que tengan intención de revertirlas a corto plazo, y como ejemplo de ello a los docentes enseguida nos viene a la cabeza el enorme deterioro que han sufrido nuestras condiciones de trabajo a lo largo de estos años.

En efecto, en 2012 sacaron el Real Decreto-ley, llamado con el rimbombante nombre de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, y que en la práctica no es sino una norma para aplicar recortes. A raíz de esta normativa, en Canarias al profesorado de secundaria y otros cuerpos se les incrementó en dos las horas lectivas semanales y las de permanencia en el centro, empeorando de manera significativa las condiciones de trabajo.

 Si a este horario abusivo, que ya de por sí exige al profesorado un sobreesfuerzo permanente, unimos que Canarias es de los territorios del estado en los que es mayor el número medio de alumnos por profesor/a, lo que obliga a los docentes a dedicar más tiempo a tareas burocráticas y menos tiempo a cada uno de sus alumnos y alumnas, nos encontramos con un escenario que sigue siendo más propio de una situación de crisis económica y que sólo consigue dañar de forma importante a la enseñanza pública canaria.

 Si como parece ya hemos superado la crisis, también es hora de superar los recortes que en su nombre nos impusieron, es hora de que el profesorado recupere las condiciones de trabajo perdidas, es hora de hacernos oír, ya es hora.

 Del Secretariado Nacional del STEC-IC

Chema HernandezChema Hernandez

 

Algoritmo: Se denomina a un grupo finito de operaciones organizadas de manera lógica y ordenada que permite solucionar un determinado problema.

Las calculadoras de las distintas fuerzas políticas realizan cálculos múltiples, sus asesores establecen todo tipo de escenarios para fijar qué beneficios obtendrían de dicha reforma, algunos añaden a esos escenarios nuevos personajes y alianzas que podrían incrementar los parlamentarios obtenidos, a ninguno de ellos les importa el que dicha reforma de la ley electoral sea un fiel reflejo de la voluntad popular.

La reforma planteada estos días por PODEMOS, PP, PSOE y NC, celebrada activamente por alguna plataforma ciudadana de las Intimasdependiente, resulta groseramente irrisoria, escuálida y ridícula, tanto más demencial en un territorio colonizado que no goza de soberanía alguna.

Todo ello después de que algunas de esas fuerzas quedaran afónicas de vociferar en todos los rincones la necesidad de que los votos de todos los canarios tuvieran el mismo valor, de defender la eliminación total o parcial de la triple paridad, de repetir una y otra vez que el voto en tal o cual isla equivale a cuatro, siete o diez votos más que la de otra, resulta que les gratifica una lista de restos(horrible nombre para una lista) de la que se elegirían diez parlamentarios más, uno de ellos por Fuerteventura.

No parece que esta reforma cambie nada salvo que alguien guarde una AS bajo la manga.

¿Y qué AS guarda?

Imaginen que una fuerza como Asamblea Majorera o una fracción muy importante de ella establece alianza con otra fuerza que no es CC.

Imaginen que esa otra fuerza lleva un expresidente y numerosos cargos públicos de la isla de Tenerife, hastiados de las purgas de Oramas, Alonso, Melchior y algunos más.En otras palabras esa otra fuerza presenta dos expresidentes, uno por Gran Canaria y otro por Tenerife.

Mientras las AHI las ve venir.

Seguramente se lo han imaginado

Imaginen que todo está bastante avanzado y que “esa otra fuerza” tiene otra pata importante en Lanzarote, pero muy importante, e imaginen que dos de ellos, al menos de los que restan, salen beneficiados de esa lucha.

Pues dejen de imaginar. Esta reforma electoral está gestada para un candidato, con el suficiente juego para que pueda beneficiar de rebote a otros que tienen otros cálculos.

En definitiva, alguno que aspira a la Presidencia sabe que la triple paridad mejorada le beneficia y no desea deprenderse de ella.

En definitiva, algunos siguen en el vagón de cola de la historia, de animadoras con pompones de la Monarquía y de la España del 155. Son los mismos que desean dar una mano de chapa y pintura al colonialismo que padecemos a través de Reformas de Estatuto sin calorías y del REF para cuatro, eso sí, con descuento en los vuelos para seguir haciendo más ricos a los mismos cuatros.

Y lo que es más grave pretenden que además les refrendemos la colonización, refrendando sus disparates.

No lo olviden con voz y con lista de resto de votos. Todo un éxito.

 

Sin titulo 2Luis Piernavieja Grau-Bassas

Recientemente, el poemario Nación del aire, lograba el Premio Internacional de Poesía Tomás Morales, declarando ganador a Luis Piernavieja Grau-Bassas, un poeta inédito  bajo el seudónimo de Ariel Chamizo. En torno a la obra, el autor realizaba a Mayte Martín de la revista Gragaria las siguientes reflexiones:

Nunca me he planteado publicar poesía y me decidí a presentarme al premio Tomás Morales porque no tenía dinero para hacer un viaje a Chile en el que llevo pensando desde hace mucho tiempo. Entonces, desde esa perspectiva, la sorpresa fue mayor, máxime cuando me entero de la categoría del Jurado, compuesto por Alicia LlarenaJorge Rodríguez Padrón y Nilo Palenzuela.

Mi trabajo no fue creado para el certamen, sería incapaz de escribir un libro para encajarlo expresamente en cualquier concurso de poesía. Yo no creo en el aspirante profesional a cualquier tipo de premio. La poesía es un acto vital que para mí es sagrado, y la fama, el mercantilismo o el afán de protagonismo desvirtuarían la intimidad de ese concepto. Porque la poesía, tanto desde la perspectiva del lector, como del autor, conforma una forma de vida, como existen otras muchas, y yo estoy ubicado en ella. El libro empecé a escribirlo en el año 2015 y lo terminé a finales de 2016, e iba saliendo en secuencias, a cachos que venían hasta que se toma conciencia de su final, pero siempre dentro de esa concepción creativa.

«Con este libro no invento nada, es una visión de la idiosincrasia insular a partir de la influencia del paisaje. Este archipiélago es chico y con una delimitación física tremenda y fabulosa.

Yo creo con absoluta convicción en una poesía insular canaria, lo cual no es una afirmación excluyente sino todo lo contrario, porque la universalidad no puede entenderse sin las aportaciones diferenciadas que luego se funden en un todo. En esa línea, y ahondando en el concepto de poesía insular, también entiendo que hay una poesía insular cubana como hay una poesía insular caribeña y ahí no importa la lengua en que se escriba. Si no, mírese el caso de Derek Walcott, el poeta de la isla de Santa Lucía que eleva a la categoría de mito la realidad trascendida de su pueblo. Con este libro no invento nada por lo que ya he dicho, pero siguiendo esa estela que me interesa muchísimo, Nación del Aire es una visión de la idiosincrasia insular a partir de la influencia del paisaje. Este archipiélago es chico y con una delimitación física tremenda y fabulosa: la operatividad del paisaje tanto en la sociología como en la emoción individual son un condicionante esencial de una compostura ante la vida. Y ahí es donde yo pretendo centrarme. No sé el número de poemas que lo integran porque el libro pretende ser una unidad a partir de cierto serialismo secuencial. Ahí la memoria juega un papel primordial y es imposible concebirla si no es a partir de la actuación precisamente secuencial que ejerce sobre cada persona que la tenga.

Mi llegada la poesía se la debo a un fiebrón tremendo que me dio cuando tenía unos quince años. Tuve una infección de garganta bestial para la que fue muy difícil encontrar un antibiótico válido, y ahí entonces yo empecé a encantarme con el efecto lisérgico que produce la fiebre, que no deja ni dormir ni estar despierto, pero que permite ver desde esa incomodidad cosas imprescindibles. En uno de esos duermevelas, yo no sé quién, me trajo Tercera Residencia, de Neruda, en una de aquellas fantásticas ediciones populares que hacía la editorial Losada de Argentina en los años setenta. Yo cuando pude abrí el libro y me encontré con un poema lírico que lo encabeza —Ahogada en cielo—. Aquello fue como una frescura, pero después venía ya toda la Guerra Civil Española, llena de disparos, de flores muertas, de amigos asesinados… un impacto brutal. Cuando Neruda repite con obsesión «venid a ver la sangre por las calles» para mí fue una revelación en el sentido que la concibe Gamoneda, yo después de aquello fui otro, y a partir de ahí concebí eso de vivir de otra forma distinta. Todo eso se lo debo yo a la poesía, soy incapaz de aprenderlo en otra forma de creación escrita; es una incapacidad personal de la que soy muy consciente.

«¿qué sería de lo que pasa aquí en las Islas sin el mar? Ahondar en esa presencia del mar en su variación sin repeticiones es una postura poética que me interesa muchísimo»

Sobre que mi obra esté cercana a Tomás Morales, categóricamente, no. Tomás es un prócer de estas islas, yo nunca podría seguir esa estela llena de memoria de retorno. Entiendo que esta pregunta se puede deber a la opinión de Nilo Palenzuela, como miembro del Jurado, a la hora de referirse a Nación del Aire. Yo creo que esa estela no se refiere formalmente al posmodernismo sino al mar. Porque, ¿qué sería de lo que pasa aquí en las Islas sin el mar? En ese concepto fue Tomás un autor imprescindible y mayúsculo, como Saulo Toróntambién lo fue, después vinieron los otros, también enormes: Manuel PadornoLázaro Santana, en ellos afortunadamente está esa estela marítima que posiblemente inaugurara Tomás. Ahondar en esa presencia del mar en su variación sin repeticiones es una postura poética que me interesa muchísimo. Y yo intento defenderla en mi escritura.

Como ya dije, publicar nunca ha sido para mí una prioridad. Soy incapaz de verme buscando una editorial para un libro mío; no conozco ese mundo y también es verdad que no me he preocupado de conocerlo. A mí la poesía me ha enseñado a ser un ser social, pero su gestación es un acto íntimo, que ya me ha aportado lo suficiente para intentar estar en el mundo, lo demás es secundario. Y esto no es falsa modestia ni un ejercicio de pureza mal entendida, porque igual de aquí en adelante pueda plantearme publicar, pero insisto: ni aún así va a ser una prioridad.

Sobre la prosa, para mí la prosa es un ejercicio para poder llegar después a la poesía; una forma de hacer dedos como siempre he imaginado a los pianistas»

No, casi nada. Escribo diarios y también registro sueños en prosa. Pero nunca vuelvo a ellas ni las reviso; son más bien un ejercicio para poder llegar después a la poesía; una forma de hacer dedos como siempre he imaginado a los pianistas en los trabajos previos que deben acabar en una interpretación.

Desde una perspectiva del sentimiento, para mí son también sagrados el amor y el odio, y la amistad está todavía por encima de eso en mi jerarquía de valores. ¿Cómo voy a concebir la amistad por el hecho de que escriba? La amistad surge, no se busca; por eso yo no puedo asociarla al hecho de la escritura, sería un forzamiento absolutamente reprobable. Eso no quiere decir que no conozca personalmente a algún que otro poeta, porque están encuadrados dentro de ese concepto de amistad. A mí me encanta salir de vez en cuando con Pedro Flores, porque es que además me enseña mucho. A él le debo el descubrimiento de poetas como Luis Rogelio NoguerasGastón Baquero o el Félix Grande de Las rubáiyatas de Horacio Martín.Y Pedro, además, es un tío llano, una persona que vive en la poesía. Con él sabe estupendamente beber copas y alegar serenito. Hace unos meses tuve la suerte de estar en casa de Manuel Díaz Martínez. Una casa luminosa, que parece un navío metido en las peñas cuando la avenida de Las Canteras coge dirección a El Confital. Hacía once años que no hablaba con Manuel y sigue igual que siempre, con esa cubanía y con esa honestidad poética que muchas veces es difícil de encontrar. Un gusto estar allí tomando un sorbito de whisky de malta con Díaz Martínez y con otra gente fabulosa. Y es lo que digo yo: la amistad está por encima de todo.

Por esa incapacidad de la que hablaba, no es broma, quizás solo pueda hablar de la poesía, y lo que se hace ahora es en general una alegría, una pasión que se renueva como necesidad para Canarias. Yo no quiero dar nombres para no hacer omisiones, porque la poesía quizás solo se lea entre poetas y por eso todos los poetas están siempre pendiente de lo que se pueda decir de ellos.

Para que la poesía sea sana debe tenerse claro que no da dinero; que es casi inconcebible para el poder.Juan Ramón Jiménez dijo que la poesía está dirigida a la inmensa minoría. Eso conlleva el hecho de que la poesía quede fuera de los círculos mercantiles de la literatura y desde esa perspectiva queda como un hecho marginal; maldito, en el buen sentido de la palabra. Esa desatención que secularmente ha venido sufriendo la poesía en términos de mayorías, la han preservado y le han dado una importancia distinta, sustraída a muchísimas manipulaciones de las que sería objeto si no se concibe como lo hizo Juan Ramón. Yo creo en eso: para que la poesía sea sana debe tenerse claro que no da dinero; que es casi inconcebible para el poder.

Del premio lo que más me ha gustado es haber sentido tan próxima y tan preciosa la amistad de mis amigos. Creo que el Cabildo me regala unos ejemplares de Nación del Aire. Ya los tengo todos dados, esa es la única promoción que yo voy a hacer.

Wladimiro RodriguezWladimiro Rodríguez Brito

Cuando leemos lo que está ocurriendo con los monocultivos y el abuso de pesticidas y agroquímicos, aparecen los interrogantes de los transgénicos. Países con desiertos "verdes", como el caso de la soja del norte de Argentina y Paraguay o Brasil. Suelo en el que los herbicidas no han dejado hierbas ni a los pájaros, causando problemas de salud en sus habitantes, llegando incluso a plantear el debate sobre prohibir la fabricación del glifosato y otros agrotóxicos.

En otro estado de cosas está la sequía, el cambio climático, los problemas del agua para la población, y los consumos por parte de la agricultura.

La agricultura de Lanzarote es una lección de economía de recursos, la adaptación de las plantas al medio, ya que tiene los secanos más productivos de Canarias, cultivando unas 4 mil hectáreas, con una producción que supera, los años buenos, las 20 mil Tm. Si bien hace unos años solo en cebollas y batatas superaban dicha cifra. Hablamos de una crisis cultural más que económica.

La devaluación del agro en Lanzarote es un tema cultural, en la que el productivismo, la revalorización de la naturaleza, separada de la cultura agraria conejera, unida a las modas, las importaciones de comida barata y la separación de los jóvenes del manejo y conocimiento de lo rural, asociando la agricultura solo con dinero y vida fácil, separando campo y salud, campo y cultura. Solo queda como referencia la bodega y el vino del país, por ello, más del 50% de las tierras cultivadas tienen viña. El resto de cultivos, jables y enarenados, ha entrado en crisis, ya que la cebolla ha tenido problemas de comercialización. Las legumbres de la tierra, higueras, tuneras y otros frutales, manteniéndose como paisaje singular, los cultivos de viña en hoyos o las goronas abiertas al sur.

Agricultura y viento en Lanzarote. Sin duda, una de las lecciones más bonitas de la agricultura conejera está en el maíz enano: ¿en cuánto tiempo ha conseguido el conejero cambiar la biología de una planta que según Jaime Gil se cultiva en Lanzarote dese 1750? La planta ha aprendido a vivir con los vientos alisios. En un periodo menor a los 300 años la planta se hace enana solo en el tallo, pero de gran rendimiento en la producción, con la quinta parte del agua que necesita en México, hasta dos mazorcas, en muchos casos. Es un cultivo que podemos proteger del viento, con setos vivos, de centeno, o bien con paja haciendo de barrera a barlovento del maíz. Cultivo que ha disminuido de manera significativa, quedando un 30% de la superficie cultivada en 1980, reduciendo también la superficie de cebolla al 10% (de 1.310 Has. en el año 1980, a 118 en 2014). La batata y sandía de 722 Has. a solo 118. Si bien se mantienen otros cultivos de hortalizas bajo riego, o bien las tuneras, que siguen manteniendo un 50%, y unos cultivos de papas en los valles.

La agricultura de Lanzarote es una referencia cultural de primer orden. No solo por mantener los cultivos de secano más activos de Canarias, unidos al Norte de Tenerife y a las viñas de La Palma. Es una agricultura singular en el manejo, bajo condiciones adversas (viento y sequía), tenemos un nivel de conocimientos empíricos muy valiosos, que hay que codificarlos y transmitirlos a los jóvenes. No olvidemos que se trata de una cultura que no es hija solo del hambre y la penuria, ya que en la vecina Maxorata la situación no ha tenido tal arraigo. Cultura que ha permitido la subsistencia ante situaciones límites, como ocurrió el año 1948 ante la sequía, en la que, sin una gota de lluvia, consiguieron una cosecha de boniatos en el jable.

Dignificar la cultura agraria es una tarea alcanzable, ya que Lanzarote se estimuló de valor hacia la naturaleza y el paisaje natural, pero separados de los agricultores. Hemos de señalar y dignificar al agricultor conejero como innovador, como adelantado ante la agricultura industrial, cargada de agrotóxicos e interrogantes. Un puchero con boniatos cultivados con estiércol en jable, y unas piñas de millo conejero, son algo básico que dignifica el paisaje y paisanaje, en una isla en la que el hombre ha domesticado la naturaleza sin romperla. Los cultivos de Lanzarote tienen mucho de imaginación, pero también de trabajo y lucha para domesticar los volcanes y conseguir algo para llevarse al estómago.

Por favor, separemos la agricultura del PIB económico mercantil. Asociemos el campo al PIB cultural de mucha sabiduría y experiencia acumulada al estómago y la vida más humanizada y menos monetarizada. Lanzarote es un laboratorio vivo del cambio climático y la lucha contra la aridez.

 

Jorge DortaJorge Dorta

Según el poema de Viana, la princesa Dácil fue la hija de Benchomo que se enamoró y se casó con el conquistador Gonzalo García del Castillo. Según dicho poema el oficial castellano fue hecho prisionero y puesto bajo los cuidados de la hermosa princesa para sanarle las heridas sufridas en una batalla. Además, según varios historiadores, Del Castillo prestó algunos servicios diplomáticos entre ambos bandos por lo que se hizo acreedor de una cierta estima por parte del mencey de Taoro.

Incluso existe una obra de Lope de Vega "Los guanches de Tenerife y conquista de Canaria" recoge en tres actos la comedia fundamentalmente basada en el poema de Antonio de Viana sobre el idilio en cuestión. El cuento de la princesa Dácil se repite e incluso en una web oficial promocional del turismo de Tenerife, en la wikipedia o incluso en un comic reciente subvencionado por el Cabildo de Tenerife.

Hasta aquí todo bien, pero el problema está en que desde finales del siglo XIX se sabe que esa leyenda es mentira. En el número 23 de la Revista del Museo Canario publicado el 7 de febrero de 1881 aparece un artículo del famoso e ilustre abogado tinerfeño Elías González Espínola titulado "Antonio Viana" en el que demuestra, con todo lujo de detalles, que si bien Dácil existió, dicha leyenda es falsa.

El autor de dicho artículo dice: "no se explica tampoco su encuentro y amores en este bosque con uno de los conquistadores, enemigo, por consiguiente, de su padre y de su patria. La idea de Viana es poética, pero ilógica. Es un hecho probado que la infanta Dasil casó con el rey de Abona conocido con el nombre de Adxoña ó Adjhona, llamado después, al recibir el bautismo, D. Gazpar Hernández."

Prosigue el autor aportando datos irrefutables: "Desde tiempo inmemorial se han hecho varias informaciones encaminadas a acreditar la descendencia de la infanta Dasil, entre otras, la de 2 de Octubre de 1614 ante el escribano Agustín de Mesa, las de 3 de Abril de 1 618 ante los escribanos Rodrigo Hernández Lordelo Y Marcos González Bravo, la de 12 de Marzo de 1619 ante Jerónimo Rosa, la de 2 de Agosto de 1622 ante Cristóbal Guillen del Castillo y últimamente la que se hizo en 1799 a instancia, de D. Cristóbal Pérez Barrios, ante el Alcalde mayor de la Laguna, en juicio contradictorio con D. lgnacio Álvarez. En estos autos se encuentra certificación de un expediente Ad Perpeptuam instruido con citación y audiencia del Síndico personero general de la isla de Tenerife en el año de 1611, día 15 de Julio, de la que resulta que declararon trece testigos de setenta u noventa. y cinco años, unos de ciencia propia y otro por haberlo oído a sus mayores y ser público y notorio, que la infanta Dasil, hija de Bencomo rey de Taoro, se llamó después de bautizada Doña Mencia Bencomo; que caso con el rey de Abona, Adxoña ó Adichona, llamado después de su bautismo D. Gaspar Hernandez y que de este matrimonio hubieron una hija llamada Catalina García Bencomo (...) Otro tanto consta también de informaciones que pueden verse en la Escribanía que ejerció el capitán Luis García del Castillo."

Pero aún hay más "No es este el solo error de Viana. Gonzalo García del Castillo no acompaño al Adelantado Lugo en la conquista de Tenerife, y por consiguiente, ni fue ni pudo ser herido, como pretende Viana y repite Mr. Berthelot, en el combate de Acentejo, ni en ningún otro de los que se libraron para la conquista de esta isla. Gonzalo García del Castillo fue conquistador de la Gran Canaria y nada más. Quien acompañó a Lugo en concepto de Comandante de la caballería, fué el capitán Hernando García del Castillo (...)"

Aunque en algunos lugares se ha corregido ese error y en lugar de Gonzalo García del Castillo ponen a Fernán (Hernando) García del Castillo, si te miras el poema de Viana, fuente original de la Leyenda, verás que allí, en el canto quinto de dicho poema pone claramente "El capitán D. Gonzalo del Castillo reconoce el bosque de la Laguna. Halla a la infanta Dácil, enamórase de ella"   

Pero Elías González Espínola sigue dando datos interesantísimos, dice en referencia a Argüello, primer escribano de Tenerife que tuvo ocasión de escribir "una reseña histórica de los acontecimientos más importan les de la misma [la Conquista], y en ese libro, escrito en latín, hace el autor una minuciosa descripción de la pureza de costumbres de los Guanches, y nos asegura, al hablar del rey Bencomo, que este tuvo dos hijas, una, Dasil Doña Mencía, que casó con Adjoña, rey de Abona, y la otra, Doña María, que casó con Juan Doramas, hijo de Doramas de Gran Canaria, y que fue uno de los que vinieron con el Adelantado Lugo a la conquista de Tenerife."

Esta información también la corrobora Serra Moratín (1897) «Dacil, que después de bautizada se llamó Mencía Bencomo, fué la primera mujer de Adxoña, mencey de Abona, después Gaspar Hernandez, tuvo datas»


Más que en las relaciones entre guanches y conquistadores, este matrimonio entre Dacil y Adjoña, habría que enmarcarlo dentro de la solidaridad que tuvieron los guanches del sur con los huidos de los bandos del norte.

En realidad quien se casó con Hernando Garcia del Castillo, capitán de caballería que vino con Lugo no fué Dácil sino la hija de Dácil y Adjoña, es decir la hija de Doña Mencía Bencomo y Don Gaspar Hernández, que se llamaba Catalina Garcia Bencomo. Dudo mucho que el matrimonio fuera por amor, entre otras cosas porque la diferencia de edad debió ser considerable. Cuando el español dirigía la caballeria de Lugo durante la conquista, la hija de Dacil y Adjoña todavía no había nacido. Más bien suena a matrimonio político dentro de la sociedad colonial resultante, como ocurrió con muchos otros linajes femeninos nobles de la sociedad nativa.

Evidentemente este hecho inspiraría a Viana a inventarse los amores entre Dácil y el capitán español, lo cual más que poesía parece propaganda para legitimar la posición de dominio de los castellanos en la sociedad resultante en donde la nativa y el conquistador se "aman"

 

8154F12E C8B0 469C 9F41 6A5B3401EBD6